Pensiones

Otra prueba de la insostenibilidad de la Seguridad Social: descentralizar la caja única dejaría a nueve regiones sin pensiones

La negociación de los próximos Presupuestos Generales del Estado español ha vuelto a poner en evidencia la fragilidad del sistema de “Seguridad Social” que tanto defienden los partidarios del llamado “Estado del Bienestar” (concepto de Bismarck que hoy defiende enérgicamente la socialdemocracia europea y el socialismo internacional). Tal y como anuncian diversas publicaciones económicas, transferir la “caja” del sistema a las administraciones autonómicas dejaría sin pensiones a los ciudadanos de nueve de las diecisiete comunidades autónomas.

El sistema de reparto no obedece a un ahorro personal y voluntario, capaz de aportar incluso una plusvalía al trabajador, sino que se caracteriza por ser una asignación burocrática y coactiva que no genera ningún valor añadido y solamente se sostiene mientras las circunstancias demográficas lo permitan. Por eso, es irónico que hablemos de “Seguridad Social” cuando todas las evidencias demuestran que este modelo no es nada seguro ni contribuye positivamente a la sociedad.

Así las cosas, regionalizar la Seguridad Social haría imposible a Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía el pago de las pensiones actuales a sus jubilados. En todos estos territorios, la Seguridad Social registra déficit, ya que tiene menos de dos cotizantes por pensionista (la media nacional es de 2,57). En términos relativos, la comunidad que más dinero aporta es Madrid, seguida de Baleares, Canarias, Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y La Rioja.

Según algunos expertos, aprobar esta descentralización supondría un cierto conflicto constitucional. Sin embargo, repasando la Constitución de 1978 podemos comprobar que, si bien “el régimen económico de la Seguridad Social es competencia exclusiva del Estado”, esto no supone “un perjuicio de la ejecución de sus servicios por las comunidades autónomas”, por lo que la Carta Magna parece dar cabida a todo tipo de argumentaciones (algo que, por otra parte, también ocurre en otros aspectos fundamentales que nuestra Constitución tampoco resuelve tajantemente, como es el alcance del Estado de las Autonomías, la propiedad privada, etc.).

Por lo tanto, estamos ante una decisión que haría más caótico aún el sistema de pensiones español, aumentando enormemente su ineficiencia y duplicando los problemas innatos de este injusto sistema, consagrado en el Pacto de Toledo y aplaudido por los grandes partidos y medios de comunicación españoles.

¿Hay alternativa? Por supuesto: la Asociación para la Reforma de las Pensiones ofrece su explicación del modelo de capitalización en PensionesDignas.es, mientras que el chileno José Piñera (principal artífice de dicho sistema) viene explicando su propuesta para España desde el año 1996 (puede consultar su resumen ejecutivo haciendo click aquí).

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies