Pensiones

Ciclo de conferencias en Brasil

El próximo mes de diciembre, participaré en una serie de conferencias en Brasil. El ciclo, centrado en la reforma de las pensiones, está organizado por la Mackenzie Presbiterian University (MPU) de Sao Paulo, que acaba de lanzar el Centro para la Economía de Mercado. La MPU fue fundada en 1870 y es la universidad líder de Brasil en empleabilidad, además de ser un centro pionero en materia de innovación.

La reforma de las pensiones, a debate

¿Cuál es el futuro de nuestro sistema de pensiones? El pasado lunes 4 de julio acudí como invitado al programa “El Cascabel”, de 13TV, para hablar de las reformas necesarias para mejorar nuestro sistema de jubilación.

El propio lunes 4 de julio, hablé de empleo y pensiones en “Más claro agua”, de 13TV.

Sistema de pensiones en Chile ha impactado en un 8,5% sobre el PIB en 30 años

La siguiente noticia de Emol.com analiza el impacto socioeconómico del modelo de pensiones de gestión privada implementado por Chile:

La implementación del sistema previsional de capitalización individual habría tenido un impacto positivo en el PIB chileno de 8,55%, es una de las principales conclusiones que arroja el estudio “Contribución del sistema privado de pensiones al desarrollo económico de Latinoamérica”.

La investigación, que analiza las experiencias de Colombia, México, Chile y Perú, fue presentada este jueves durante un foro organizado por Sura Asset Management. De acuerdo a las conclusiones, si bien el impacto del sistema de capitalización individual es positivo en todos los países analizados, se registraron diferencias que se explican por el diseño del sistema de pensiones; del programa de capitalización individual y su transición; el contexto macroeconómico; el perfeccionamiento de la regulación, y las características del mercado laboral, entre otras.

El estudio, coordinado por el economista Rodrigo Acuña, replica el cálculo hecho el año 2003 por Vittorio Corbo y Klaus Schmidt-Hebbel quienes analizaron los efectos de la reforma al sistema de pensiones sobre el nivel del producto y el crecimiento económico durante los primeros 20 años del cambio de sistema.

Según la publicación, tras la creación del sistema de capitalización individual se produce un importante incremento del ahorro nacional, el que alcanza niveles en torno al 25% del PIB, muy superiores a los históricos (en torno al 15%). Entre 1981 y 2012 el flujo de ahorro previsional obligatorio  alcanzó un promedio de 4,86% del PIB, y la reforma implicó un aumento del ahorro total de 3,11% del PIB.

De acuerdo al estudio, las principales modificaciones realizadas en 1981 con impacto macroeconómico fueron el ahorro forzoso; el déficit fiscal previsional de transición; el aumento de la demanda por instrumentos financieros de largo plazo, y la reducción de cotizaciones de trabajadores desde un 26% a un 10,5%, lo que generó un aumento en el salario líquido y en el empleo.

“El efecto de la reforma está conformado por un aumento del PIB por trabajador en 5,7% debido al aumento en la inversión, 8,8% debido al incremento de la productividad y eficiencia del mercado financiero. Lo cual es contrarrestado parcialmente por una aumento del 1,3% de empleo que genera el efecto final de 8,55% sobre PIB total en 30 años”, explicó la entidad.

Sin embargo, las mayores tasas de crecimiento del PIB impulsadas por el nacimiento del  sistema de pensiones fueron México (12,9%), seguido por Colombia (12,75%); en tanto, Perú anotó 6,22%. “Cabe hacer notar que hay algunas diferencias metodológicas que no hace estrictamente comparables estos resultados con el de Chile, pero entregan órdenes de magnitud”, agregó el documento.

El CEO de Sura Asset Management, Andrés Castro, destacó que el estudio permite confirmar que “existe un círculo virtuoso entre los sistemas de pensiones y el desarrollo de las economías en que están insertos”.

José Piñera, arquitecto del modelo AFP, ha compartido en Twitter otros aspectos de dinamización de la economía que Chile ha desarrollado gracias a este paradigma:

1. El sistema AFP conduce a una menor volatilidad del ciclo económico, por la mayor estabilidad en oferta de fondos que ofrecen las gestoras de pensiones a bancos y empresas. Además, el largoplacismo de sus inversiones influye positivamente en este sentido. 2. El modelo de gestión privada de pensiones también ha protegido a los accionistas minoritarios y ha integrado a Chile en los mercados de capitales internacionales.
3. El sistema chileno mejora la calidad de la información y del gobierno corporativo, ya que el voto de las AFP en Juntas y Directorios fortalece la gestión excelente y los objetivos a largo plazo.
4. El paradigma AFP contribuye al perfeccionamiento de la legislación y la institucionalidad de los mercados de inversión chilenos.

José Piñera sobre la crisis española

1

José Piñera

La siguiente columna de opinión fue publicada por el diario El Mundo a finales de noviembre de 2012. Recoge las impresiones de John Müller tras una entrevista personal con José Piñera. Accedan al link original. 

La buhardilla liberal de José Piñera es un despacho recóndito, austero, sin lujo alguno, desde el que se ve la cordillera y un barrio que antes fue enclave de la oligarquía chilena y ahora ha sido colonizado por una clase media enriquecida por la más liberal de las economías de América.

Piñera, que es hermano del presidente chileno, es en gran parte responsable de estos cambios. Su obra más popular es el sistema privado de pensiones, una fórmula que sustituye el apunte contable de la Seguridad Social por un mecanismo donde se asegura que cada uno se jubila según su propio esfuerzo de ahorro. Pero el granboom chileno se debe a otra ley de Piñera, menos conocida: la de minería que ha permitido un espectacular auge de la inversión extranjera en Chile.

Educado en Harvard, Piñera tiene una visión más humanista que la de sus colegas formados en el duro monetarismo de Chicago. Su visión de las cosas es privilegiada. Ha conseguido que sus ideas sean adoptadas de una u otra forma por México, Colombia, Perú y Chile, los cuatro países de la Alianza Pacífico, un club que dará mucho que hablar en el futuro próximo. También reclaman su ayuda en los países ex socialistas de la UE y en las repúblicas ex soviéticas donde su sistema ha sido adoptado.

Su diagnóstico de la crisis española no sigue las aguas de los economistas austriacos, por ejemplo. Ha leído a José Ramón Rallo y a otros, pero Piñera no cree que la llamada «devaluación interna» sea una alternativa realista para España. Piensa que poner como modelo la solución aplicada en Estonia o Letonia, economías diminutas al lado de la española, no es factible. Reducir las rentas internas en un 4% es posible, pero en un 30% que es la pérdida de competitividad acumulada por España no es abordable sin una convulsión social mayor.

Piñera ve tres salidas posibles a la crisis. La que llama el actual «modelo Rajoy», con fuertes subidas de impuestos y recortes del gasto insuficientes, sin abordar de manera convincente el despilfarro autonómico. Este empeño, cree Piñera, condena a España a una década de mediocridad económica o más si consideramos que la crisis dura ya mas de cinco años.

Otra posibilidad es la devaluación, lo que supone la salida del euro y la vuelta a la peseta. Lo llama el «modelo argentino». Por ultimo, plantea una tercera alternativa, que bautiza como «el modelo chileno», la cual se articula en torno a una fuerte liberalización de la economía y a la creación de un sistema privado de pensiones.

José PiñeraLa gran ventaja del sistema de Piñera es que transforma las pensiones de una carga fiscal en un factor de inversión y crecimiento. Convierte un lastre, una deuda anotada, en un elemento de gran inercia macroeconómica. Los ahorros de los chilenos para su jubilación son 200.000 millones de dólares que están rentando un 9% al año en promedio. Una cifra modesta en términos del déficit público español, pero enorme para este pequeño país (un 80% de su PIB).

Piñera propuso en 1996 una adaptación de su sistema a la economía española, pero Aznar no se atrevió a ponerlo en marcha. La ganancia de competitividad para España hubiera sido enorme. Hay personas en el Gobierno de Rajoy que creen que es el lobbybancario el que está detrás de la apuesta por el sistema privado de pensiones. No es cierto, en Chile, el propio Piñera prohibió a los bancos acceder de manera directa a este ámbito de negocio, lo cual provocó un cierto boicot inicial. Quizás el mayor obstáculo en España sea la pésima situación de la economía. Pero esto puede ser más una oportunidad que un impedimento.

Sigue la campaña de Ron Paul en EEUU

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=1Tstpu5mDEI]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ohKz9OeiI0g&feature=player_embedded#!]

El decretazo de Aznar, en perspectiva

El 28% de los desempleados ha rechazado un trabajo durante los últimos tres años. Así lo refleja un estudio recogido en agosto de 2011 por el diario económico Expansión. La cosa no acaba aquí: según el propio Gobierno de España, hasta el 25% de los desempleados investigados cobró el paro de manera fraudulenta.

Esta situación nos devuelve al año 2002, en el que el Gobierno de José María Aznar presentó un decreto-ley de reforma laboral que motivó una huelga general de 24 horas y provocó la salida del entonces Ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio. Tal y como describió entonces el diario El Mundo, “aquel decreto-ley establecía que los límites en los que un parado estaba obligado a aceptar un empleo se fijarían en una distancia de 30 kilómetros y dos horas de desplazamiento. También consideraba que un empleo adecuado es la profesión habitual del trabajador durante el primer año de paro y, tras ese plazo, el servicio público de empleo podría ofertar un empleo que no coincidiera con la profesión del parado, siempre que el trabajador recibiese antes un curso formativo. El desempleado podría, hasta un máximo de tres veces, rechazar una oferta de empleo adecuada o un curso formativo, aunque el primer rechazo se penalizaría con un recorte de tres meses en la prestación, el segundo con seis meses y el tercero con la extinción del derecho”.

Además, “la norma delimitaba el cobro de los salarios de tramitación -los que se perciben mientras un juez decide si un despido es procedente o no- a los casos en los que el despido fuera improcedente y el juez obligara a la readmisión del trabajador”.

A la luz de noticias como las mencionadas en el primer párrafo, es evidente que el “decretazo” introducía una serie de modificaciones bastante sensatas y, además, razonablemente moderadas. Y si bien aquella tibia reforma no salió adelante, hoy nos enfrentamos a las consecuencias de aquel fiasco: un sistema de prestación al desempleo francamente mejorable y tristemente abierto al abuso y al fraude.

Ron Paul in 2011 Iowa debate

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bSMsecpsDnA&feature=youtu.be]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=btg0Qdsf40o]

Por un nuevo sistema de pensiones

Los siguientes fragmentos pertenecen a una columna de Gabriela Calderón de Burgos, analista del Instituto CATO, publicada en el periódico guayaquileño El Universo. Gabriela expone el éxito del modelo chileno de pensiones, llamando a una reforma urgente en esta dirección para evitar el colapso de los sistemas de reparto como nuestra Seguridad Social.

En 1981 en Chile se estrenó un sistema que por primera vez convirtió a los trabajadores en dueños de sus ahorros. Desde entonces, millones de trabajadores chilenos se han afiliado a la Administradora de Fondos Pensiones (AFP) de su elección y la ley les exige aportar un mínimo de su salario (10%) a su cuenta individual de ahorro y capitalización para su vejez. Imagínese: usted podría escoger entre más de una entidad para colocar su ahorro mensualmente y además podría escoger entre varios tipos de fondos. Adicionalmente, usted podría escoger aportar un porcentaje mayor de su salario, ya sea para jubilarse antes o para jubilarse después con una mejor pensión, habiendo en este sistema una clara relación entre el aporte y los beneficios.

En 1981, 1,4 millones de trabajadores chilenos tenían su cuenta individual de ahorro. Para mayo de este año, 8,6 millones la tenían. Los fondos de pensiones han tenido una rentabilidad promedio (por encima de la inflación) de 9,29% entre junio de 1981 y abril de 2010 (periodo que incluye la Gran Recesión de 2008-2009). Los fondos de pensiones acumulaban un valor equivalente a 65,1% del PIB para fines de 2009.

Una regulación prudente y eficaz ha logrado que nunca se haya perdido un peso por malversación y fraude. El ex Ministro de Trabajo que diseñó el sistema, José Piñera, señala que “Los pilares del sistema creado por la Revolución Previsional de 1980 se han mantenido intactos durante seis gobiernos y varias crisis económicas y políticas”.

El sistema chileno de pensiones impulsó la creación de un mercado de capitales moderno en Chile, el incremento de la inversión y el crecimiento económico. Millones de trabajadores chilenos han financiado con sus ahorros grandes obras de infraestructura como la carretera de Santiago a Viña del Mar, donde un letrero dice: “Sus ahorros financian esta carretera, y esta carretera financia su jubilación”.

30 países alrededor del mundo –incluyendo México, Suecia, Rusia, Hong Kong, entre otros– han seguido el modelo chileno de pensiones. 120 millones de trabajadores son propietarios de una cuenta de ahorro para su vejez. Solamente en Latinoamérica, para junio de 2009, 68 millones de trabajadores tenían su cuenta individual.

Los políticos apuntalan la estafa del sistema español de pensiones

Texto íntegro disponible aquí.

La comisión del Pacto de Toledo ampliará la base de cálculo de las pensiones de 15 a 20 años. Así, al menos, lo ha anunciado la diputada socialista Isabel López Chamosa, quien ha asegurado que “es uno de los consensos que hay, porque no perjudica a nadie”.

De confirmarse la noticia, los políticos ciertamente no se verán perjudicados, pues gozan del privilegio de poder retirarse con la pensión máxima cotizando tan sólo siete años. El resto de ciudadanos, sin embargo, sufriremos una rebaja media en las pensiones que ronda el 5 por ciento.

La razón de fondo de esta reforma es que el sistema público de pensiones está en quiebra, en el sentido de que ya no puede atender sus compromisos: con las cotizaciones de los trabajadores presentes ya no se va a poder abonar las actuales pensiones, por lo que es obligado incrementar esas cotizaciones, retrasar coactivamente la edad de jubilación, reducir la cuantía de las pensiones, o combinaciones de las tres medidas antes descritas.

Descartado un incremento de las cotizaciones por su efecto letal para el empleo, y aparcada (de momento) el retraso de la jubilación a los, al menos, 67 años, parece que la clase política, empeñada en sostener este sistema piramidal que sólo es sostenible mediante paulatinos perjuicios al ciudadano, ha optado por una reducción de la cuantía de las pensiones. Y es que, dado que la inmensa mayoría de los trabajadores cobran más según avanzan en su carrera laboral, la ampliación de la base de cálculo de los 15 a los últimos 20 años de cotización no es otra cosa que una encubierta reducción generalizada en la cuantía de las pensiones.

En lugar de acometer una auténtica reforma que suponga la paulatina transición a un sistema de capitalización en el que el ciudadano conserve la propiedad de lo que ahorra, se beneficie de los intereses que genere y decida libremente a qué edad se jubila, la clase política se empeña en apuntalar un ineficiente y coactivo sistema de reparto cuya única forma de hacerlo sostenible es mediante paulatinos perjuicios a sus supuestos beneficiarios.

Incapaz de crear empleo y de reducir el gasto público, requisitos esenciales tanto para transitar a un sistema de capitalización individual como para posponer algún tiempo más el problema que constituye el sistema público de pensiones, el Gobierno no tiene más remedio que afrontarlo ya, aunque sea con parches como éste. Dado que ningún partido político tiene la valentía de plantear el debate en sus auténticos términos, no será el último recorte que nos espera. El coactivo retraso en la edad de jubilación está a la vuelta de la esquina.

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies