Relaciones Internacionales

Tres líneas de actuación para la defensa de Occidente ante el terror

“El pacifismo incondicional, asimétrico, simple y tramposo tiene un devastador coste” Carlos Rodríguez Braun

“El pacifismo completo e incondicional equivale a una rendición incondicional ante los tiranos más despiadados” Ludwig von Mises

La respuesta a los ataques terroristas que está sufriendo Occidente no puede ser tibia y debe articularse a través de tres líneas de actuación.

  • Independencia energética: a menudo, las relaciones con Medio Oriente están hipotecadas por la influencia que tienen las dictaduras de la región en el mercado energético. La mejor forma de liberarnos de ese condicionamiento es apostar de manera concertada por una nueva estrategia que nos garantice la independencia energética en un plazo de diez años. Para lograrlo, hay que desarrollar el fracking, la nuclear y las renovables, así como apostar por la eficiencia energética y las nuevas tecnologías.
  • Seguridad interna: aunque la raíz de los ataques esté ubicada lejos de nuestros países, los golpes terroristas que está sufriendo Europa sí se organizan dentro de nuestras fronteras. En este sentido, es imprescindible fortalecer e intensificar las operaciones orientadas a desactivar el islamismo radical en todas sus formas. España ha dado ejemplo en este campo, pero la respuesta última debe incorporar una mayor cooperación con el resto de Occidente.
  • Defensa colectiva: a través de las cláusulas de la UE y de la OTAN, es imprescindible articular una estrategia de defensa colectiva que golpee de manera directa, contundente y eficaz las posiciones de fortaleza del terrorismo islámico, evitando que se generen nuevos refugios como lo fue Afganistán.

 

Especial “El Cascabel” sobre los atentados del 13-N en París

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=Hd-VtD0alV0]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=6J3-Caa0kpg]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=brY6ffVrwaw]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=gckT8f8SdpU]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=l9Uo_sMZoec]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=R36RY-QhO88]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=pmj5VdeLSZA]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=GLWGl7D2wkg]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=TRUQsACSAK8]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=rnggU5HEi6Q]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=kL2H6mzNqCI]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=A8hzIMmiJMY]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=0e3gXloYhm8]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=AAMjjwIelck]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=wWHwYDmqF3s]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=5VZkWULqHYo]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=r_Bp4hD3Fuc]

Cuatro reflexiones sobre el reparto de la riqueza en el mundo

Juan Ramón Rallo comenta cuatro aspectos interesantes del último informe sobre riqueza global de Credit Suisse.

Dejando de lado los problemas de medir la riqueza y las precipitadas conclusiones que podrían extraerse de una lectura parcial de algunos datos, conviene también extraer otra información del informe de Credit Suisse que suele pasar desapercibida para la prensa interesada en transmitir una imagen amarillista sobre la evolución de la distribución de la riqueza.

  • Primero, la riqueza en los últimos quince años ha aumentado más en los países emergentes que en los países desarrollados: entre el año 2000 y 2015, la riqueza neta por adulto ha crecido un 71% y un 109% en Norteamérica y Europa; en cambio, se ha expandido un 191% en India, un 194% en América Latina y un 198% en China. Así, en el año 2000, el estadounidense medio era 82 veces más rico que el africano medio y 30 veces más rico que el chino medio: en 2015, lo es 52 veces más que el africano medio y 17 veces más que el chino medio.
  • Segundo, pese a lo anterior, el índice Gini mundial de riqueza (de riqueza, no de ingresos) sigue ubicándose en 0,91 (1 expresa máxima desigualdad; 0 expresa máxima igualdad). Se trata de un dato que expresa una muy elevada desigualdad pero que, para ponerlo en su contexto, debemos tener en cuenta que se trata de una cifra muy parecida a la de Dinamarca (0,89). En otras palabras, a escala mundial, la estructura de la distribución de la riqueza es muy similar a la distribución de la riqueza que exhibe Dinamarca. Frente a ello, España emerge como uno de los países desarrollados con una distribución más igualitaria de la riqueza, ya que su índice Gini es de 0,67.
  • Tercero, es verdad que el 1% de la población mundial posee el 50% de toda la riqueza y que el 10% de la población mundial posee el 90% de toda la riqueza (repito: unas proporciones muy similares a la de Dinamarca). Pero lo que ilustran estas cifras no es que exista una élite ultrarrica que retiene para sí patrimonios excesivos a costa del resto de la población, sino que la inmensa mayoría de la población mundial es muy pobre. No en vano, el 40% de los españoles forma parte de esa “élite” del 10% de personas más ricas del mundo y no parece que casi la mitad de la población española sea extremadamente acaudalada. Si el 90% de la población mundial no posee prácticamente nada, por definición el otro 10% será el propietario de casi todo (aunque en términos absolutos tampoco posea demasiado).
  • Cuarto, de lo que se trata, por consiguiente, no es de empobrecer a los ricos, sino de enriquecer a los pobres: lograr que cuenten con un marco institucional (capitalismo de libre mercado) en el que puedan ahorrar y acumular un patrimonio productivo del que ahora carecen. Muchos consideran, sin embargo, que la riqueza es una tarta dada que ya no puede crecer más: para que los pobres se enriquezcan sólo cabe empobrecer a los ricos. El argumento no es válido, dado que la riqueza media de los estadounidenses se halla en un 70% en forma de activos financieros (casi la mitad de los cuales son acciones). Es decir, el grueso de la riqueza del país más rico del planeta depende de ser copropietario de empresas productivas: cuantas más empresas haya y más productivas sean, mayor será la riqueza de la que podrán apropiarse los ciudadanos.

La tasa de pobreza global ya ha bajado del 10%

Como señala el diario El Mundo, el número de personas que viven en condiciones de extrema pobreza en el mundo se reducirá a finales de 2015 a 702 millones, frente a los 902 millones de 2012, lo que significa que habrá bajado por primera vez del 10 % de la población. Así lo indicó el Banco Mundial en sus nuevas proyecciones. En los últimos tres años, 200 millones de personas han salido de la extrema pobreza y el porcentaje del total habrá pasado del 12,8% en 2012 al 9,6 % al final de este año.

pobreza-reduccion pobreza-caida-mundial

Domingo Soriano analiza esta cuestión de gran interés en Libre Mercado. Pueden leer su trabajo al completo aquí o acceder al propio informe del Banco Mundial en este enlace.

¿Viviremos 140 años?

“¿Vivirá este bebé 142 años?”. Así de provocadora es la nueva portada de la Revista Time, dedicada a explorar un fenómeno continuado como es el aumento de la esperanza de vida:

baby-final
Entre 1960, la esperanza de vida media a nivel global ha pasado de 52,6 a 69,6 años entre 1960 y 2010:

Esperanza de vida

 

En países desarrollados como Estados Unidos, la evolución ha sido similar aunque partiendo de niveles más elevados. De 1960 a 2010, se ha pasado de 69,7 a 78,4 años:

Esperanza de vida EEUU

 

Por tanto, aunque la portada de Time apunta a un largo plazo difícilmente estimable, sin duda parece cierto que la evolución del último medio siglo nos da motivos para el optimismo.

 

Así baja la desigualdad en el mundo según los trabajos de Milanovic

En su estudio para el periodo 1988-2008, Branko Milanovic y Chrostoph Lakner apreciaron un descenso en la tasa global de desigualdad, que pasó de registrar un coeficiente Gini de 72 puntos a uno de 70,5. Ampliando el campo para 2008, Milanovic matizó el resultado del trabajo y lo redujo a 69 puntos.

Pues bien, la actualización de los trabajos de Milanovic confirma esta tendencia a la baja: entre 2008 y 2011, el coeficiente Gini volvió a bajar, cayendo ahora de 69 a 67 puntos en dos años.

De acuerdo con el estudio, el ingreso medio per cápita de los ciudadanos chinos repuntó un 45% entre 2008 y 2011, mientras que en India subió un 11%. Este ritmo de crecimiento aceleró la convergencia y redujo la desigualdad.

desigualdad mundial
De hecho, cuando analizamos la distribución de ingresos en el mundo, Milanovic encuentra una clase media cada vez más ancha y unos niveles de pobreza cada vez más reducidos:

Clase media mundial

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies