Internacional

Las consecuencias del Quantitative Easing II de la Reserva Federal

Según el anuncio oficial de la FED, inyectará 600.000 millones de dólares (425.852 millones de euros) en el mercado (principalmente a bancos) para adquirir deuda pública hasta junio de 2011, a los que hay que sumar entre 250.000 y 300.000 millones de dólares adicionales derivados del vencimiento de los bonos hipotecarios que acumula en balance (adquiridos en su primera ronda de compras, cuya cuantía ascendió a cerca de 1,7 billones), bajo un programa específico llamado QE Lite.

Así pues, la FED comprará en total un mínimo de 900.000 millones de dólares en bonos, a un ritmo medio de 110.000 millones al mes. Si bien esta cifra podrá, incluso, aumentar en función del vencimiento de los citados activos hipotecarios (compras a través del QE Lite): “El Comité examinará periódicamente el ritmo de sus compras de valores y el tamaño total del programa de compra de activos a la luz de la información recibida para modificar el programa según sea necesario, con el fin de impulsar el máximo nivel de empleo posible y mejorar la estabilidad de precios”.

Como ha destacado el analista Manuel Llamas, el Quantitative Easing #2 de la Reserva Federal estadounidense tendrá cinco efectos muy negativos:

a) En primer lugar, tanto Bernanke como el secretario del Tesoro, Tim Geithner, han mentido a la opinión pública de EEUU al afirmar que la FED, en ningún caso, pretende monetizar deuda (pública y privada) con tales intervenciones monetarias. De hecho, tras esta nueva compra, la FED superará a China como principal tenedor de bonos estadounidenses en 2012.
b) Mayor facilidad para el endeudamiento público, con todos sus efectos distorsionadores sobre la economía privada.
b) Aumento del crédito en un momento en el que los agentes se están desapalancando, con lo cual se ralentizará el necesario ajuste de los factores productivos.
c) Mantenimiento de tipos de interés bajos, ya que el Gobierno de EEUU no tendrá que financiarse en el mercado de capitales. La FED se encargará de comprar todas las emisiones. Los tipos bajos impedirán, igualmente, la liquidación de las malas inversiones y la necesaria reestructuración de balances empresariales, familiares y bancarios.
d) Y, por último, envilecimiento del dólar en la medida en que cada vez está respaldado por activos mas ilíquidos y de peor calidad, debido al sobredimensionado balance de la Reserva Federal a costa de monetizar deuda de dudosa solvencia (incluida deuda pública). Según Bill Gross, el principal responsable de PIMCO -la mayor gestora de renta fija del mundo-, el dólar podría depreciarse un 20% adicional respecto a otras divisas.

En cuanto a este último punto, Llamas subraya que la caída del dólar acentuará aún más la guerra de divisas a nivel internacional originada por Bernanke. La caída del dólar perjudica a los inversores extranjeros que tengan activos nominados en esta divisa -de reserva internacional, por excelencia-, al tiempo que fomenta la inversión en bonos de mercados emergentes, fortaleciendo a su vez sus respectivas monedas. Ante esta situación, varios gobiernos (de economías fundamentalmente exportadoras) ya han decidido intervenir sus respectivos mercados monetarios, e incluso restringir la entrada de capitales, para frenar la revalorización de sus monedas.

El analista también nos recuerda que Japón lleva aplicando este tipo de políticas desde hace casi dos décadas con nulos resultados. En la actualidad, pese a que los tipos en EEUU están próximos al 0%, la economía de EEUU sigue estancada, el paro sigue subiendo, las ejecuciones hipotecarias aumentan…

Según el analista Mike Shedlock, “la FED es el problema. Greenspan y Bernanke han inflado una burbuja tras otra. Ahora, la FED está persiguiendo abiertamente una nueva burbuja bursátil. Las burbujas crediticias e inmobiliarias son las de último recurso. Ambas crearon empleo (artificialmente, por supuesto), y después se estrellaron y los citados empleos se esfumaron”.

“Las nuevas burbujas de acciones, bonos basura o materias primas no crearán ningún puesto de trabajo. De hecho, el aumento de precios de las materias primas, basado en la especulación y los torpes intentos de la FED para forzar al alza el IPC, va a suponer más destrucción de empleo. La razón es tan obvia que tan sólo una manivela monetaria atrapada en el país de las maravillas académicas no puede verlo”, indica.

Y es que, el alza de las materias primas reducirá aún más el margen de beneficios de multitud de empresas, sin que éstas puedan repercutir dichos costes al precio de venta final de sus productos debido a la atonía del consumo (tienen que reducir precios para poder vender). En definitiva, el QE II fracasará, al igual que ya sucedió con la primera ronda monetaria.

El 43% de los votantes de California pide legalizar la marihuana

Información completa aquí.

Los votantes de California rechazaron por un ajustado margen la legalización del cultivo y consumo de la marihuana en aquel Estado. A falta de los resultados oficiales y, según las proyecciones proporcionadas por la cadena CNN, un 57% de los votantes votó en contra de la llamada Proposición 19, frente al 43% que lo hizo a favor. Este escaso margen refleja una tendencia que afecta a todo EE UU: según un reciente sondeo de la consultora Gallup un 46% de los votantes del país está a favor de legalizar el cannabis. Los defensores de esa regularización, que se gastaron más de tres millones de dólares en campañas publicitarias, argumentaban que hubiera sido una forma efectiva de luchar contra el tráfico de drogas y de crear una novedosa forma de negocio y recaudación de impuestos.

La Proposición 19 hubiera legalizado por enmienda constitucional que cada ciudadano mayor de 21 años hubiera podido cultivar dos metros cuadrados de marihuana y poseer hasta 28 gramos para uso personal. Se podría haber consumido en propiedad privada siempre y cuando no hubiera habido niños presentes. Además, hubiera permitido a las ciudades y condados de California regular el cultivo y la venta de esa sustancia, con la subsiguiente imposición de impuestos y generación de ingresos para el Estado.

Un análisis oficial revela que con un impuesto de 50 dólares (37 euros) por onza (28,3 gramos), el Estado obtendría alrededor de 1.000 millones de dólares anuales (730 millones de euros), cifra que, aunque los críticos consideran inflada, sigue siendo significativa. Se calcula que la marihuana cultivada en California tiene un valor de 14.000 millones de dólares al año. Su comercio en EE UU mueve unos 113.000 millones de dólares anuales (unos 83.000 millones de euros).

Sobre la legalización de las drogas y la “Proposición 19” de California

Al igual que ocurrió con la Ley Seca y la mafia italoamericana hace décadas, la prohibición de las drogas ha provocado crimen, corrupción, violencia y gasto público ineficiente a gran escala. Países como Colombia y México han sufrido especialmente esta situación.

Ahora que California celebra una consulta para aprobar la despenalización del consumo de marihuana, el debate vuelve a cobrar fuerza en la esfera pública. Líderes latinoamericanos como Laura Chinchilla, Felipe Calderón, Vicente Fox o Juan Manuel Santos ya han pedido un nuevo enfoque en reiteradas ocasiones.

Sobran los motivos para avanzar hacia una nueva realidad:

– La regulación y el control de calidad en la fabricación de las sustancias minimizaría sus efectos nocivos. El 80% de las muertes relacionadas con drogas se deben a la falta de acceso a dosis estandarizadas, según un estudio de James Ostrowski.

– La legalización acabaría con gran parte del lucro derivado del narcotráfico. Según la ONU, el 8% del comercio mundial está vinculado al tráfico de drogas. Con la desaparición de la criminalidad nos aseguramos de una situación regular para una realidad social incontestable.

– Mediante políticas de despenalización, la corrupción política, policial, aduanera o judicial se vería reducida enormemente.

– El gasto público internacional que supone la lucha contra las drogas es incalculable. Ahorrar ese dinero permitiría rebajar la carga fiscal de empresas y trabajadores. Además, permitiría un uso más eficiente de los presupuestos de seguridad, confiados entonces a combatir la acción de verdaderos criminales como los terroristas, los asesinos, los estafadores, los violadores, los ladrones…

La lucha contra las drogas necesita un debate maduro, abierto y comprometido por parte de todos. No podemos permitirnos más años de fracaso. El enfoque prohibicionista no ha obtenido ningún resultado positivo, pero sin duda ha intensificado la fuerza de un mercado negro que dispara la violencia, la criminalidad y el derroche de dinero público. Esperemos que los votantes de California se atrevan a dar un paso adelante en esta cuestión tan relevante.

“Estoy a favor de legalizar las drogas. Según mi sistema de valores, si la mayoría de la gente quiere consumirlas, tienen todo el derecho de hacerlo. La mayoría de los problemas que vienen de las drogas son porque éstas son ilegales”, Milton Friedman

Así funciona la bolsa a largo plazo: invierta 100 y gane 9.000

Una inversión de 100 euros en el Índice Total de la Bolsa española se habría convertido en 9.254 euros entre enero de 1980 y junio de 2010, lo que equivale a un rendimiento anual del 16%, según el informe publicado este lunes por el Servicio de Estudios de BME y que analiza el rendimiento de las acciones cotizadas en la Bolsa española durante los últimos 30 años.

La reinversión de dividendos y otras retribuciones asociadas aportan cerca de cinco puntos anuales a esa cifra. En ese mismo período una inversión de 100 euros en el Índice General de la Bolsa de Madrid ha pasado a valer 2.539 euros (+10,7% anual).

Los datos del estudio confirman, según los autores, que el transcurso del tiempo es un aliado brillante para la inversión en la clase de activos analizados, especialmente en el caso de las acciones.

Es evidente que BME es parte interesada en este caso, puesto que su objeto social como empresa es precisamente la gestión del mercado español. Además, el año 80 vio un boom de la inversión en bolsa, que se disparó, tanto en términos de efectivo negociado como en rentabilidad. Si sólo se tomase en consideración la década de los 2000, el resultado no sería tan favorable. Y hay que tener en cuenta que la bolsa puede tener grandes altos y bajos, y cuando sea necesario sacar el dinero quizás el mercado no esté en su mejor momento.

Por otro lado, cuando se habla de que la inversión en bolsa es rentable a largo plazo, hay que tener en cuenta que es una afirmación que se refiere a un índice de valores (como puede ser el Ibex de Madrid o el Nasdaq neoyorkino). Meter el dinero en una sola compañía, aunque sea la más sólida del mundo en estos momentos, siempre tiene el riesgo asociado a que una mala decisión empresarial (un cambio en los gestores, una expansión desmedida…) arrastre al valor.

Sin embargo, a pesar de todas estas precauciones, lo cierto es que el estudio de BME no supone ninguna novedad respecto a lo que han defendido numerosos economistas en los últimos años. La inversión en bolsa (con recapitalización de beneficios y dividendos) es la más segura y rentable en el largo plazo. Supone, además, una apuesta en las empresas de un país, a las que el inversor une su suerte. De estas maneras, en muchos de los estudios sobre planes alternativos de pensiones se aconseja este tipo de producto.

Las dos principales conclusiones del estudio son:

1. La bolsa es siempre rentable en términos corrientes cuando se mantiene la inversión en una cartera diversificada como el índice más de seis años.
2. El estudio de la inversión en Bolsa de todos los sub-períodos de más de un año y hasta 30 también es frecuentemente positivo: de los 62.300 períodos de inversión analizados, sólo en un 4,6% de los casos el resultado fue negativo. Es decir, en 60.000 ocasiones se hubiese obtenido un rendimiento positivo.
Otro aspecto analizado en este trabajo es la relación entre la inversión en Bolsa a largo plazo y la protección contra la inflación. Esta idea se ha contrastado deflactando el índice Total para obtener tasas de rendimiento en términos reales. El resultado es que, efectivamente, la inversión en Bolsa también protege el capital contra la pérdida de valor del dinero a causa de la inflación.

Descontando el efecto de la inflación, entre enero de 1980 y junio de 2010 una inversión de 100 euros en el Índice Total de la Bolsa española se habría convertido en 1.862 euros reales, lo que equivale a un rendimiento anual del 10%. Dicho de otro modo, en ese período la inflación habría restado a la inversión en acciones un promedio de 6 puntos de rendimiento por año.

En este caso no es hasta los períodos de 11 años cuando se obtiene una rentabilidad anual positiva en el 100% de los casos estudiados. A partir de ese plazo (11 y más años hasta 30) en el 75% de los casos el rendimiento es superior al 9%.

Uno de los objetivos del trabajo presentado hoy también ha sido estudiar exhaustivamente la prima de riesgo histórica en el mercado bursátil español, que es la diferencia observada a largo plazo entre el rendimiento de la inversión en Bolsa y la realizada en un activo conectado a una variable que se considera como tipo de interés sin riesgo.

En el período más largo que contempla el estudio, la rentabilidad de la inversión en acciones ha superado en 4,78 puntos de rentabilidad anual acumulativa a la inversión en renta fija a largo plazo, por lo que ese valor es, a 30 de junio, la prima de riesgo histórica en España.

Un bono de Deuda a 10 años con valor de 100 euros en enero de 1980 se habría convertido en 2.576 euros en junio de 2010. Esto equivale a un rendimiento anual del 11,2%. En este caso también el largo plazo es beneficioso. Un análisis más detallado muestra que en todos los períodos de inversión posibles superiores a 10 años la prima de riesgo entre la Bolsa y la Deuda a largo se sitúa entre 4 y 6 puntos de rendimiento adicional para la Renta Variable.

El paro de Alemania sitúa su nivel más bajo en 18 años

El número de desempleados en Alemania se situó por primera vez por debajo de los tres millones, al descender en octubre en 86.000 personas en comparación con el mes de septiembre, hasta los 2.945.000 desempleados, según los datos de la Oficina Federal de Empleo alemana.

De esta manera, la tasa de paro se situó en el mes de octubre en el 7%, dos décimas por debajo de la tasa registrada en el mes anterior y su nivel más bajo desde 1992.

En comparación con el mismo mes de 2009, el número de desempleados en Alemania ha descendido en 283.000 personas, lo que demuestra, según la institución, que “la economía alemana se está recuperando y que la demanda de trabajadores sigue siendo “elevada”.

El presidente de la Oficina Federal de Empleo alemana, Frank J. Way, destacó que el mercado laboral alemán se está beneficiando de la “buena situación económica”. “El paro se ha reducido, las contribuciones a la Seguridad Social y el empleo han continuado creciendo fuertemente y la demanda de mano de obra es alta”, resaltó

Documental de CNN sobre el auto-golpe de Rafael Correa en Ecuador

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ihqxZ0iMeL4&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=HRePDODTRyM&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VlswMv5EMBk&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=RW-JFVPuWdk]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ZsBAvKkuuuI&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=geNqXXqXOAY]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=xr_pringZH4]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=pg4Hzlpz7t0]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=UXpCg8fNbGc]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=dZTY8HL4s-U]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bwofzr099Vw]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=7XBH-mRC5QQ]

Enlaces de interés:

Artículo de opinión del WSJ sobre el auto-golpe.
Información que niega que Correa estuviese secuestrado.

Legalizar las drogas en EEUU ahorraría más de 41.000 millones de dólares anuales en gasto público

Un trabajo del Instituto Cato, uno de los think tank liberales más importantes de los Estados Unidos, ha calculado el impacto presupuestario que tendría en el país norteamericano la legalización de las drogas. Según el trabajo, firmado por Jeffrey A. Miron (profesor de Harvard) y Katherine Waldock (doctorando en la New York University), legalizar las drogas supondría un ahorro de $41.300 billones de dólares cada año.

De tal monumental ahorro, $25.700 millones estarían vinculados al gasto que asumen las instituciones estatales y municipales en concepto de “defensa de la prohibición”, mientras que el gasto del gobierno federal caería en $15,6 billones. Unos $8.700 billones provendría de la legalización de la marihuana, mientras que $32,6 billones sería la factura ahorrada con la legalización de otras sustancias. Según el trabajo, asumiendo unos impuestos similares a los del alcohol, las administraciones norteamericanas ingresarían anualmente $46.700 billones de dólares, una cantidad nada desdeñable.

Para consultar “Diez razones para legalizar las drogas” (un artículo de Juan Carlos Hidalgo), hagan click aquí.

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies