Autor: Diego Sánchez de la Cruz

Los intereses de la deuda se comerán el plan de ajuste

Las emisiones de deuda española se siguen sucediendo, y la continua degradación de la credibilidad de nuestra economía no ayuda a la hora de limitar su impacto futuro.

Según los expertos, los intereses que suman todas estas colocaciones de deuda alcanzan ya cantidades tan altas que el recorte presupuestario de 15,000 millones de euros será engullido por los pagos de estas obligaciones.

Cuando se elaboraron los PGE 2010, el Estado colocó 23,000 millones en el capítulo dedicado a pagar esa deuda. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, el cálculo está hecho teniendo en cuenta la prima de riesgo de 2009, cuando el diferencial español con Alemania estaba por debajo de los 70 puntos. Hoy, ese diferencial anda por los 200 puntos, con lo que los 23,000 millones serían ya más de 30,000.

En el mes de julio, además, vencen 24,000 millones de euros de deuda que el Tesoro tendrá que volver a financiar. ¿Qué precio vamos a pagar para obtener esos dineros? Si tomamos como referencia las emisiones de hace unos días nos encontramos con un interés que excede lo pagado en abril en un 170%.

Así las cosas, queda claro que el Ejecutivo sigue siendo incapaz para recuperar el nivel de ingresos previo al comienzo de la crisis, de la misma forma que tampoco acierta a recortar sus gastos de manera suficiente. Este segundo punto es el más drástico y repentino, pero también puede ser el mejor aliado mientras se aprueban las reformas que necesita el país.

Sin embargo, y según demuestran la reforma laboral presentada o la tímida revisión de las subvenciones a la energía renovable, parece que no se avecinan grandes cambios en las carencias estructurales españolas. Por esta razón, o se aprueba un plan de ajuste muy superior a los 15,000 millones de euros prometidos, o el futuro de España será una insoportable espiral de endeudamiento pagado con más endeudamiento.

Paul Krugman, el masoquista

Para Paul Krugman, aprobar planes de austeridad fiscal es una señal de “masoquismo” y una “manía europea”. Para Krugman, el déficit público no es un problema: él pide que siga la fiesta del dinero público para “estimular” la economía. Y si tal es la alternativa que tenemos frente a los planes de consolidación, ¡bienvenido sea el masoquismo la manía europea!

Tampoco es una novedad que Krugman hable en estos términos. Lleva meses quejándose de “los halcones del déficit”, que vendrían siendo quienes pedimos que se aplique una extraña lógica que consiste en que el Estado deje de gastar más de lo que ingresa.

Lo cierto es que Krugman no podrá argumentar que los “planes de estímulo” han recuperado la economía estadounidense, ni tampoco podrá venir a España para aplaudir el Plan E de Rodríguez Zapatero. Claro está que los países que han aumentado el gasto público de forma drástica han acabado pagando las consecuencias. Otro ejemplo de esta lógica económica aún discutida por el intervencionismo es el Reino Unido, donde el laborismo ha dejado la caja vacía y la deuda por las nubes.

Krugman “teme” que la “austeridad europea” se “transmita globalmente”. Se pregunta “cómo afecta esto” a su país, Estados Unidos. Lo cierto es que si los americanos no se ponen manos a la obra saldrán perjudicados, pues su déficit seguirá al alza mientras Europa conseguirá mejores condiciones de financiación.

Así las cosas, el intervencionismo queda retratado una vez más. Tras el fracaso de los planes de estímulo a uno y otro lado del Atlántico, el grito de guerra es ya apenas un lamento con sabor a descalificación. Krugman nos llama masoquistas y maniáticos, a falta de un argumento mejor. Lo que más de uno le preguntaría al Nobel de Economía es si Europa es masoquista por dejar de gastar el dinero que no tiene, si es masoquista por reducir un déficit galopante, si es masoquista por volver a la estabilidad presupuestaria o si es masoquista por ampliar los espacios para la libertad económica.

La factura del gobierno de Zapatero

Interesante gráfica destinada a calcular el impacto de la crisis y las decisiones del Ejecutivo español en los ciudadanos.

Los problemas de la derecha americana, según The Economist

El semanario británico parte de una premisa: “los republicanos han ganado mucho terrenos desde la derrota de John McCain frente a Barack Obama en 2008. Hay muchos americanos contrarios a la reforma sanitaria que escogió el presidente, como también hay millones de estadounidenses que no confían en Obama para el manejo de la economía. Tampoco ayuda su discutida gestión de la crisis medioambiental del vertido de fuel en el Golfo de México”.

En noviembre se deciden 435 asientos parlamentos. Las encuestas oscilan entre quienes otorgan una mayoría leve a los republicanos y quienes esperan que la derecha americana consiga una victoria más profunda. The Economist considera, además, que Obama “decepcionó con su reforma sanitaria y está demostrando un gusto preocupante por el aumento del tamaño del Estado”. Sin embargo, la publicación ve que los republicanos no están acertando en su papel de oposición.

Por ejemplo, The Economist cita la “guerra civil” que libra el oficialismo con el Tea Party está complicando la confección de una visión única y clara de lo que debe ser la carrera hacia noviembre. Otro caso de tensión es el tema migratorio, en plena polémica tras la aprobación de la polémica ley de inmigración del Estado de Arizona.

Creo que no es correcto hablar de “guerra civil” en el Partido Republicano. Como es lógico, las elecciones primarias implican un debate interno que, a la vez, es público. El Tea Party acierta cuando pide verdadero liberalismo económico a senadores y congresistas que han apoyado muchos planes intervencionistas de los gobiernos de Bush y Obama. Ese debate es necesario para evitar que los dos grandes partidos de la democracia americana estén de acuerdo por igual en aumentar el gasto público sin control. Además, dicho debate concluirá en las próximas semanas, con los candidatos y los argumentos ya escogidos por las bases republicanas.

En The Economist temen que el tono enfadado de los republicanos les presente ante el electorado como un “nasty party”… ¿Pero acaso podrá Barack Obama y el Partido Demócrata aparecer ante los americanos como el mismo partido feliz del año 2008? Aquella campaña se basó en la “esperanza”, el “cambio” y otros valores positivos que ahora no podrán ser puestos en valor. Por lo tanto, el análisis no puede hacerse mirando únicamente a un lado ni suponiendo que los demócratas están en una posición de superioridad de cara a noviembre.

Otro foco de tensión, según The Economist, es la ausencia de un liderazgo nacional claro. Si bien Mike Huckabee y Sarah Palin tienen opciones de ganar en 2012, sus candidaturas no serían las más centristas imaginables, lo que haría más difícil el triunfo presidencial. Este punto del análisis tendrá que ser contrastado con la situación política que atraviese EEUU dentro de dos años, pero es bien cierto que Huckabee y Palin son fácilmente imaginables como candidatos pero difícilmente imaginables como presidentes. Veremos si el recorrido hacia 2012 confirma sus posibilidades.

A continuación, el divertido dibujo con el que The Economist ilustra su análisis.

Escándalos, despilfarro y subvenciones en España: una aproximación

A continuación se recogen algunos capítulos de gasto improductivo y despilfarro de recursos protagonizados por las administraciones españolas en los últimos años. Son ejemplos que demuestran que en España no existe Estado del Bienestar, pero desde luego se vive un gran Bienestar del Estado.

– En 2005, Rodríguez Zapatero decide pasar el verano en Lanzarote. La residencia oficial de La Mareta fue remodelada sin reparar en gastos: pintar las canchas de tenis y baloncesto habría costado 9,000 euros. También se reformó el helipuerto y se desplazó a quince cocineros de La Moncloa hacia la isla canaria. El coste final de las reformas superó los 271,000 euros.

– El octubre de 2007, el periódico ABC publica que La Moncloa mantenía en nómina a 656 asesores. El coste de los consejeros de la Presidencia asciende a casi 28 millones de euros en total (la cifra exacta, según los PGE, suma 27,93 millones, desglosados en “incentivos al rendimiento”, “gastos de personal”, “gratificaciones”…).

– A comienzos de 2008, conocemos que el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández-Bermejo, gastó 250,000 euros en reformar la residencia oficial que heredó de la ex ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo. El piso en cuestión era un ático de 220 metros cuadrados que, según Trujillo, estaban “en perfecto estado”.

– En noviembre de 2008 se publica que María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidente primera del gobierno y responsable del área de Presidencia, destinó 63.800 euros a la compra de muebles para decorar su departamento ministerial.

– Un mes después, en diciembre de 2008, conocemos que el departamento de Fernández de la Vega convocó también un concurso público para la contratación de urinarios digitales. Las tazas de WC de tecnología automática costaron 45,000 euros a los Presupuestos del Estado.

– También en diciembre de 2008 se desvela el coste de la cúpula de Miquel Barceló que España decidió donar a la ONU como parte de su proyecto de la Alianza de Civilizaciones. Según lo publicado, el Gobierno español habría gastado 20 millones de euros en el proyecto, incluyendo un millonario sueldo para el artista español.

– También a finales de 2008 se anuncia que el Gobierno presupuestó 151,9 millones de euros para Publicidad Institucional en 2009, un incremento de 17,4 millones respecto al año anterior.

– A comienzos de 2009, el Ministerio de Igualdad gasta 60,000 euros para el despacho de la titular de dicho departamento gubernamental. La firma de diseño Arte Declo fue una de las casas que recibió tal importe con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de 2009. El despacho en cuestión se encuentra en la calle Alcalá de Madrid, y el proceso de reforma incluyó el tapizado de paredes y ventanas, la compra de muebles de diseño por catálogo…

– En marzo de 2009 se publica que el Gobierno de Zapatero tiene en nómina a 547 altos cargos y asesores, con un coste de 82 millones de euros. Según el mismo informe, el número de consultores a nómina del gobierno habría crecido un 46% en el segundo mandato presidencial de Zapatero.

– Poco después leemos que los altos cargos del ICO, entidad pública de crédito, se subieron el sueldo un 37%, pasando a cobrar 171,600 euros anuales.

– Allá por mayo de 2009 se publicó que la ex Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, empleó un avión del Estado para acudir a las Fallas de Valencia.

– En el año 2009 conocemos también que asciende a 2,2 millones de euros el presupuesto para las 46 “embajadas catalanas” que el gobierno de dicha comunidad tiene fuera de España. Sólo la puesta en funcionamiento de la oficina de Nueva York costó 85,000 euros. Además, cada empleado de estas delegaciones dispone de hasta 12,000 euros al mes en concepto de “dietas” que no necesitan justificación documental. Unimos eso a un sueldo equiparado al de los directos generales de la Generalidad catalana (88,000 euros anuales).

– En agosto de 2009, el Ministerio de Trabajo decide organizar una serie de conferencias sobre riesgos laborales. La cita, que tuvo lugar en Barcelona a finales de abril de 2010, supuso un gasto de 567,000 euros. Entre las partidas de dinero se encontraba una asignación para una “adecuada ornamentación floral” o el pago de hoteles “de cuatro o cinco estrellas para 200 invitados”.

– También en septiembre de 2009, el Ministerio de Igualdad concede 200,000 euros en subvenciones a “publicaciones” feministas. En total, 22 editoriales recibieron dicha cantidad. Las piezas subvencionadas incluían obras como “Eva devuelve la costilla”, “¿Qué sentido tiene la revolución si no podemos bailar” o “La elite parlamentaria femenina”.

– Unas semanas después, leemos en varias publicaciones que el Plan E de Rodríguez Zapatero supuso un gasto de 46 millones de euros solamente en carteles publicitarios. Los 30,000 proyectos subvencionados con miles de millones salieron aún más caros gracias a este despilfarro publicitario.

– En junio de 2009, Leire Pajín viajó a Alicante en un avión del Estado como invitada, pese a que no ocupaba ningún cargo en el Ejecutivo español en aquel momento.

– Así mismo, en verano de 2009 conocemos que el Ministerio de Igualdad había creado un teléfono para hombres con “dudas” sobre sus relaciones de pareja, a modo de “política preventiva” capaz de fomentar un nuevo “modelo de masculinidad”. ¿El coste? Un total de 1,4 millones de euros.

– También en verano de 2009, ante las Elecciones Europeas, se publica que el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recorrió más de 3,000 kilómetros en un avión oficial (modelo FALCON). Los viajes hubieran sido para participar en mítines del Partido Socialista, y no en eventos relacionados con su responsabilidad pública como Jefe del Ejecutivo. Entre los vuelos que disfrutó el Presidente destaca el “paseo” que le brindó a José Sócrates, entonces Primer Ministro de Portugal. Sócrates compartió mítines con Zapatero en Valencia y Coímbra, y viajó de Madrid a Valencia y de Valencia a Coimbra a cargo de todos los españoles. Adicionalmente, Zapatero acompañó a Sócrates en su retorno a Portugal, para posteriormente volar de vuelta a Madrid a bordo del avión del Estado.

– En octubre de 2009 se publica un estudio aproximado de Manuel Llamas y Juan Ramón Rallo que calcula gastos presupuestarios prescindibles. El Ministerio de Cultura, por ejemplo, dedicó el año pasado 124 millones al cine, 55 millones al teatro, 125 millones a la música y la danza, 27 millones al “fomento de las industrias culturales”, 16 millones a la “promoción del libro”, 48 millones a la “promoción y cooperación cultural”, 18 millones a “difusión cultural en el exterior”… Por su parte, Exteriores gastaba 2,808 millones en “ayuda al desarrollo” o 112 millones en “difusión cultural en el exterior”, un capítulo ya incluido en presupuestos del Ministerio de Cultura. ¿Más ejemplos? Los 1,617 millones que cuesta el Ministerio de Vivienda o los 141 que supone el de Igualdad, el presupuesto de 2,094 millones de euros para “imprevistos y funciones no clasificadas”, los 460 millones de euros de subvención a las comarcas mineras carbón o los 749 entregados a la minería, los 7,547 millones de “fomento de la inserción laboral” (principalmente, cursillos gestionados por sindicatos sin apenas éxito real en la contratación), etc.

– En octubre de 2009, una página web publica que la actual Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, recibió una subvención por valor de 12,000 euros para un film que no se hizo (“Recóndita armonía”). Ese mismo mes, su Ministerio entregaba 270,000 euros de los PGE a la Academia que Sinde presidió hasta su nombramiento. ¿El concepto? “Gastos de funcionamiento”.

– También en octubre de 2009, se publica en la prensa que Exteriores destinó 50,000 euros a la enseñanza de la marimba en Ecuador. También aprobó 155,000 euros para el proyecto “Perú: pescadores artesanales y turismo responsable”, así como 314,000 euros para una fundación de Cantabria dedicada a evaluar el “riesgo de tsunamis en la costa de El Salvador”. Otro ejemplo: el proyecto “Estrategias de incidencia y protección para pueblos en aislamiento y contacto inicial desde el ámbito de Naciones Unidas” recibió 200,000 euros. ¿Algo más? 135,000 euros para el “Proyecto Arte Cabildo Quisicuaba” en Cuba, 416,000 euros para la “prevención y el tratamiento del VIH/Sida” en Kenia, 25,000 euros al proyecto de “revalorización de la gastronomía peruana como patrimonio cultural”, 40,000 euros para el “desarrollo del turismo cultural en las misiones jesuíticas guaraníes” de Corrientes (Argentina), 160,000 euros para el “apoyo a la participación plena y efectiva de representantes de los pueblos indígenas en los procesos de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente”…

– A finales de 2009, tras la visita de Evo Morales a España, el PP de Leganés denunció que la visita del presidente boliviano fue sufragada con un cargo de 17,400 euros al Ayuntamiento de la localidad. Ni el partido de Evo Morales, ni la Embajada de Bolivia ni ningún organismo de los que cabría esperar el pago sufragaron el acto, que fue organizado por la empresa “Asuntos y Espectáculos Taurinos”.

– También en los últimos meses de 2009, el Ministerio de Exteriores confirma que ha aportado “casi 4,5 millones a la Alianza de Civilizaciones”. Ese gasto incluye partidas de gasto destinadas a capítulos como “campaña IntolerantesAnónimos.com”, “creación de un cuerpo de voluntarios de la Alianza”… Incluso incluye un gasto destinado a crear una guía para el “tratamiento mediático” de los asuntos de este organismo.

– En diciembre de 2009, el Estado reparte 826,000 euros al cine español. En este caso, el capítulo de gasto se enfocaba en festivales de cine repartidos por toda la geografía española: de los 320,000 euros entregados a la Semana Internacional de Valladolid a los 14,000 euros entregados al Festival de Cine Euro-Árabe de Santiago.

– En 2009, se publica, citando fuentes de la Unión de Oficiales, que el Ministerio de Interior gasta 50,000 euros en la despedida de un alto cargo, responsable de la Guardia Civil como Director Adjunto. El combustible empleado para la celebración, las dietas para la misma, la movilización de unidades motorizadas y aéreas, el cierre del circuito cerrado de televisión del cuartel… habrían sumado esta cifra.

– Igualmente a finales de 2009 se publica que Zapatero aumentó sus gastos de personal a 29,5 millones de euros en 2010: un 4.6% más que en 2009. Los incentivos para el personal de la Moncloa aumentaron a casi 5 millones de euros.

– El Ministerio de Ciencia e Innovación publicó a finales de 2009 una subvención de 7 millones de euros para un proyecto de “ciencias gastronómicas” impulsado por tres célebres cocineros: Arguiñano, Subijana y Arzak. Según lo publicado en los medios, el dinero se otorgaría “por anticipado y sin necesidad de constituir garantía”.

– También a finales de 2009, un explosivo artículo de El Economista desgranó las subvenciones más polémicas aprobadas por el Ejecutivo en el último año. El texto incluía los siguientes datos: 700,000 euros al “fortalecimiento de la policía de Nicaragua”, 800,000 euros a la mejora de los derechos reproductivos en Jinoteca (también en Nicaragua), 2,46 millones de euros para el cine iberoamericano, 56,000 euros para las mujeres chocoanas de Colombia, 113,000 euros para la Fundación Hijos del Maís de Perú, 28,800 euros para los colectivos homosexuales de Zimbabwe, 260,000 euros para los diputados dominicanos, 117,000 euros para la policía de Bosnia, 59,000 euros para “tecnologías de la mujer” en Paraguay, 40,000 euros para los inmigrantes marroquíes en España…

– En diciembre de 2009 se conceden subvenciones para “actividades relacionadas con las víctimas de la guerra civil y el franquismo”. La celebración de jornadas o la instalación de “elementos conmemorativos” acaparan el dinero entregado: mientras el 28% va destinado a labores de “localización, excavación, exhumación e identificación de las víctimas”, el 72% del presupuesto se va a las actividades antes mencionadas. Por ejemplo, “La Joven Guardia Roja de España” recibe 23,000 euros para su exposición “La lucha por la democracia desde la izquierda rupturista”; otro ejemplo, los 23,000 euros recibidos por “Fundación Contamíname para el mestizaje cultural” en concepto del “Encuentro Iberoamericano de Memorias”; una más, los 18,000 euros que recibieron “Joves d’Esquerra Verda” por organizar el ciclo “La Revolución y el deseo”… A ello unimos más subvenciones para las Fundaciones Pablo Iglesias y Largo Caballero.

– También en diciembre de 2009 leemos que el Ministerio de Cultura entregó 30,000 euros a la serie de la televisión pública “Cuéntame cómo pasó”, como premio a sus “valores de convivencia y diálogo”.

– A comienzos de 2010 conocemos que el Ejecutivo gasta 6 millones de euros en corbatas y muebles de diseño para la Presidencia Española de la UE. El presupuesto final fue de 90 millones de euros. Entre las empresas beneficiarias encontramos a Vitra Hispania S.A., que recibió 2,98 millones de euros para el “alquiler de mobiliario de diseño” de una de las cumbres del semestre europeo. Otra empresa, Actos Representativos Azafatas y Congresos S.L., percibió 2,57 millones de euros para el “servicio de azafatas”. Finalmente, más de 100,000 euros fueron concedidos a Textwin Spain S.L. para el suministro de “corbatas y pañuelos”. Además, la página web de la presidencia (que fue “hackeada” con una foto de Mr. Bean y no se mantuvo operativa durante días) costó casi 12 millones de euros. La empresa que recibió dicha cantidad fue Telefónica Móviles.

– En enero de 2010 se publica que el Estado habría invertido la friolera de 50 millones de euros en comprar, a comienzos de 2009, unos veinte millones de bombillas de bajo consumo .

– Sin dejar atrás el primer mes de 2010, leemos que el Ministerio de Cultura gastó 1,65 millones para “poner en marcha un macroportal” para la venta de “contenidos legales en internet”. La iniciativa ya se había intentado anteriormente, con el nombre de PROMUSICAE, sin gran éxito pero con un coste de 737,000.

– En febrero de 2010 se publica que el desaparecido Ministerio de Igualdad subvencionó el “Mapa de excitación sexual en clítoris y labios menores”, así como otra serie de proyectos que supusieron la entrega de casi 1,5 millones de euros. Apenas unos meses antes, a finales de 2009, el departamento de Bibiana Aído había dedicado 845,000 euros a diferentes “investigaciones relacionadas con estudios feministas”.

– También en febrero de 2010 se conoce que la Agencia de Cooperación del Ministerio de Exteriores destinó 285,000 euros para la “gestión del bosque de pistacho” en Afganistán, así como otros 10 millones en otras “ayudas” a dicho país.

– Sin dejar febrero de 2010, nos encontramos con 131 millones de euros destinados por el gobierno al capítulo de Publicidad Institucional.

– Igualmente en febrero de 2010 conocemos que la Corporación CRTVE pagó una serie de “bonus” a sus directivos al margen de los contratos. El aumento salarial habría supuesto el 20%.

– En marzo de 2010, Mujeres en Igualdad denuncia que las pulseras antimaltrato adquiridas por el Ministerio de Igualdad costaron 4,4 millones de euros, pese a que solamente se emplean 225 de los 3,000 dispositivos comprados en 2009.

– También en marzo de 2010, el Consejo de Ministros aprueba una auténtica “lluvia de millones” para diferentes programas de la Junta de Andalucía. En concepto de “deuda histórica”, “planes de sostenibilidad” y otros programas, el Gobierno habría repartido alrededor de 1,200 millones de euros de todos los contribuyentes.

– En abril de 2010, el Senado español decide traducir sus sesiones a catalán, vasco y gallego. El coste, 120,000 euros. Como si de una Torre de Babel se tratase, la Cámara que preside Javier Rojo obvia la lengua común y decide gastar miles de euros en traducir las intervenciones pese a que todos los senadores, como es obvio, hablan castellano.

– Un mes después, en mayo de 2010, se detallan una serie de gastos presupuestarios cuestionables: 85 millones de euros para los partidos políticos en 2010, 193 para los sindicatos en 2009… También en mayo se calcula que cada empleo de la minería en León está subvencionado con 255,157 euros. Unos 5,800 trabajadores se reparten 1,489 millones de euros. Además, se publican subvenciones de 9 millones para las “bibliotecas escolares”, así como 435,000 euros para fomentar que los pescadores se asocien. Igualmente, el Ministerio de Igualdad destina 800,000 euros para pequeñas y medianas empresas, en concepto de “implantación de planes de igualdad”. Adicionalmente, el BOE anunció otros 16 millones en subvenciones a sindicatos como CCOO y UGT (ambas centrales recibieron el 80% de los fondos).

– También en mayo de 2010 se aprueban 7 millones de subvención para la “difusión del teatro y del circo en 2010”. También 500,000 euros fueron entregados para “ayudar al deporte en los centros educativos”, mientras que 3 millones de euros fueron a parar a “programas innovadores a favor de la integración de inmigrantes”. Además, también en mayo, el gobierno publica más de 15 millones de euros en nuevas subvenciones a los sindicatos. Lo hace en concepto de “fomentar cualquier tipo de actividad sindical dirigida a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales de los trabajadores”.

– Sin dejar atrás mayo de 2010, leemos que el Ministerio de Cultura entregó casi medio millón de euros para la “gestión de viajes y estancias” del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales. Los viajes costeados con dinero público incluirían los festivales de Berlín, Cannes, Los Ángeles, Nueva York, Toronto… El ICAA también recibió 120,5 millones en otra serie de subvenciones entregadas también por el Ministerio de Cultura en 2010.

– A finales de mayo de 2010 conocemos que el Gobierno habría entregado 160 millones de subvenciones desde el día 7 de Mayo, en el que Zapatero anunció el recorte del sueldo de los funcionarios públicos así como otras medidas conocidas ya como “el tijeretazo”. De los 160 millones, los sindicatos se habrían llevado 16 y los colectivos mineros se habrían embolsado 99. Adicionalmente, Cultura habría entregado 7 millones de euros en “ayudas a la danza, la lírica y la música” así como 400,000 euros para “promocionar itinerarios culturales”, mientras Igualdad habría destinado 800,000 euros a “planes de igualdad”.

– A raíz de la Expo de Shanghai, la prensa económica publica que España gastó unos 74 millones de euros en promocionar su pabellón. En comparación, EEUU desembolsó 45 millones… provenientes del sector privado. Por su parte, el Gobierno de Alemania gastó 44 millones de los contribuyentes, 30 menos que España. Posteriormente leemos que la Comisaria General de España para la Exposición cobró casi 290,000 euros por seis meses de trabajo. Igualmente, la prensa también informó meses después sobre el coste del “bebé gigante” que decoró el pabellón español: la criticada obra de Isabel Coixet, artista muy cercana al PSOE, supuso un desembolso casi 590,000 euros.

– Al igual que sucedía años atrás, en 2010 volvemos a leer que La Moncloa renueva sus tazas WC y urinarios por una cifra mareante: 45,000 euros. La empresa adjudicataria fue Hygolet Madrid S.L. Una vez más, los baños contratados tienen tecnología digital.

– En junio de 2010, se publica que el Ministerio de Defensa compra y remodela un edificio de oficinas por valor de 88 millones de euros. ISDEFE, empresa pública dependiente del Ministerio, pagó 70 millones por la sede y 18 por la remodelación.

– También en junio de 2010 se publica que la Tesorería de la Seguridad Social gastó 1,4 millones de euros para actividades sindicales… en América Latina. Unos 900,000 euros fueron entregados para instruir “a los agentes sindicales de Iberoamérica”. Otros 500,000 euros para “organizaciones de empleadores”. En 2006 y 2007, el gobierno habría gastado un total de 500,000 euros en este concepto. Además, en agosto de 2008 concedió 900,000 euros para la “Extensión de la Protección Social en los países de la Subregión Andina”.

– Así mismo, en junio de 2010 se publica que tres ministros usaron tres aviones estatales diferentes en el mismo día para acudir una reunión en Bruselas. Al parecer, los vuelos partieron con apenas media hora de diferencia.

– En julio de 2010, el gobierno entregó un millón de euros a diferentes organizaciones “de izquierdas” y/o “progresistas”. Entre las instituciones beneficiadas, la Fundación Pablo Iglesias (presidida por Alfonso Guerra), la Fundación Sistema (presidida por Rafael Simancas), la Fundación General del Trabajo…

– También en julio de 2010 leemos que España, mediante la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, ha concedido 198,000 euros a un proyecto boliviano llamado “Qué onda con tus derechos”, consistente en la creación de un “videobus solidario” que difunda información sobre el “ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos” en el país latinoamericano.

– Sin dejar julio de 2010, leemos que el Consejo de Ministros habría aprobado la entrega de 3,1 millones de euros a sindicatos y fundaciones para “promocionar la cultura”. Entre los programas receptores de dinero público estuvo un proyecto llamado “Jóvenes Poetas Andaluces”, gestionado por UGT.

– En agosto de 2010 se publica que el Gobierno de Zapatero mantiene casi 500 vehículos oficiales para sus altos cargos, con un coste anual de 15 millones. Según la misma información, la ex Ministra de Igualdad habría utilizado el coche oficial para salir de copas con sus amigas por el madrileño barrio de Huertas. Igualmente, dicha publicación anunció que meses antes, durante la cumbre UE-América Latina, el gobierno pidió que se llevase al Presidente de Bolivia Evo Morales en coche oficial “para jugar un partido de fútbol organizado por la Embajada a las doce de la noche en Montecarmelo”. La misma nota informativa también anunció que la ex Vicepresidenta María Teresa Fernández De la Vega habría sido responsable de la pérdida de seis puntos del carné de conducir de un chófer del Estado, como consecuencia de exigirle que condujese a casi 200 km/h.

– También en agosto de 2010, el BOE publica la entrega de un millón de euros para “proyectos de desarrollo” en Marruecos, con especial énfasis en el “enfoque de género”. Un ejemplo de los programas subvencionados fue el proyecto de Fortalecimiento de la Sociedad Civil y promoción de la Gobernabilidad democrática en el Parque Nacional de Al Hoceima, una iniciativa lanzada por el “Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad”. Dicho colectivo, que ingresó 250,000 euros por dicho concepto, está presidido por una senadora del PSOE. Unos meses después, en noviembre de 2010 se publicaría que el total de subvenciones españolas en Marruecos habría superado los 11 millones de euros en 2010. Las ayudas se unirían a los jugosos fondos europeos entregados a Marruecos cada año (en 2009, por ejemplo, fueron 205 millones). Finalmente, también en Agosto, conocemos que el Gobierno de Zapatero ha entregado desde 2007 unos 700 millones de euros a Marruecos, en concepto de ayudas varias.

– El 20 de agosto de 2010 también conocemos un nuevo plan de gasto público, esta vez enmarcado en la “Ley para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural” con el nombre de “I Programa de Desarrollo Rural Sostenible 2010-2014”. El coste, la friolera de 1,800 millones de euros, destinados a partidas como la “construcción de oficinas de turismo, miradores, campamentos…”.

– En septiembre de 2010 se publica que el ya extinto Ministerio de Igualdad entregó 1,2 millones de euros en subvencionar diferentes partidas, incluyendo el “Estudio de las relaciones entre el amor romántico y la violencia de género”, “Mujer y espacio sagrado: haciendo visibles a las mujeres en los lugares de culto de la época ibérica”, “Usos y creaciones de identidad en la Red como nuevo espacio de relación”, “Cambios de las políticas públicas en torno a la sexualidad femenina”, “Fomento del lenguaje no sexista en las PYMEs”, “Igualdad en el Arte”, etc.

– También en septiembre de 2010 conocemos que el Consejo de Ministros autorizó la venta de un avión C-212 a la República de Mauritania por el módico precio de 100 euros. ¿La razón? Un Acuerdo Técnico firmado entre los Ministerios de Defensa de ambos países.

– Igualmente en septiembre de 2010 leemos que el extinto Ministerio de Igualded gastó 140,000 euros en abrir un “Centro de Información y Asesoramiento de Sexualidad Joven”.

– Sin dejar septiembre de 2010, leemos que el Gobierno destinó 284,620 euros a la organización NOVA, un grupo de activistas con presencia en Irak, Israel, Palestina, Jordania, Líbano o Siria.

– En octubre de 2010, leemos que el Ministerio de Cultura entregó 11 millones en subvenciones a diferentes proyectos audiovisuales una semana después de que el Mnisterio de Exteriores dedicase 24 millones de euros a los proyectos de una única ONG, llamada Asamblea de Cooperación por la Paz. 

También en octubre de 2010, el Ministerio de Industria concedió 10 millones de euros a la agencia que gestiona las polémicas embajadas catalanas. La partida recibida por ACC1Ó estaba justificada como el “fomento del reequilibrio territorial y económico de Cataluña”.

– Sin dejar octubre, nos encontramos con la entrega de más de 850,000 euros en subvenciones a los sindicatos por diferentes proyectos. Entre ellos, la renovación de la página web de la sección agroalimentaria de CCOO (valorada en 90,000 euros) o la instauración de una aplicación informática “para controlar el seguimiento de la igualdad en las empresas (también entregada a la misma sección de CCOO, y equivalente nuevamente a 90,000 euros). Más ejemplos: más de 9,000 euros para la “adquisición de competencias en comunicación lingüística”, más de 200,000 euros para una “red de unidades de información en el medio rural”, etc.

– Igualmente en octubre de 2010 se publicó que el ex Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, “disparó un 400% el gasto en viajes oficiales”, casi alcanzando un gasto de 18 millones de euros entre 2005 y 2010. Entre sus visitas más polémicas podemos destacar su paso por Guinea Ecuatorial o Cuba.

– También durante el otoño de 2010 conocemos que el Gobierno español entregó 56,700 euros al “Centro Marroquí para la Memoria Común y el Porvenir”, un colectivo que busca, según han afirmado diversos participantes en sus actos, “estrangular económicamente” a Ceuta y Melilla para que “España se vea obligada a renunciar a su soberanía”.

– Sin dejar octubre de 2010, nos encontramos con una campaña de publicidad del CGPJ destinada a mejorar la imagen de la Justicia Española. El precio, 236,000 euros… de los contribuyentes.

– En noviembre de 2010, el Presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero inaugura la nueva terminal del aeropuerto de León. La inversión en dicha ampliación supera los 80 millones de euros, aunque el volumen de pasajeros que soporta el aeropuerto es de aproximadamente 11 personas por hora…

Tras un viaje oficial de Fernández de la Vega a Nueva York en el segundo semestre de 2010 se publica que la vicepresidentaprimera viajó con 40 personas a la ciudad de los rascacielos. El viaje incluía un concierto en la ONU pagado por España, un seminario sobre la democracia española… El hotel en que se hospedó la comitiva vendría costando 400 euros cada noche, lo que supondría 16,000 euros al día sumando a todos los presentes. A dicha cifra se le añadirían dietas, comidas, etc.

– En noviembre de 2010, varios ex conductores estatales revelan “los caprichos” de varios miembros del Ejecutivo. Según lo publicado, Elena Salgado habría empleado el coche oficial para ir a la peluquería o a sus clases de Pilates. Adicionalmente, habría mandado a los chóferes del Estado a comprar sus bombones y pasteles favoritos en la confitería Embassy (situada en el madrileño Paseo de la Castellana).

– También en noviembre de 2010 se publica una nueva ronda de subvenciones del Ministerio de Exteriores. Más de 25 millones de euros fueron destinados a diferentes partidas, incluyendo las siguientes: “Mujeres Mayas fortaleciendo el tejido social para la promoción de los Derechos de los Pueblos Indígenas con justicia y dignificación” (Guatemala, 250,000 euros), “Problemática de genero en la producción acuícola” (Camboya, 207,000 euros), etc.

– Sin dejar atrás noviembre de 2010, leemos que mientras Elena Espinosa ocupó el Ministerio de Medio Ambiente llego a adjudicar hasta ocho contratos diferentes a la empresa naviera para la que trabajó durante años, Rodman Polyships. En total, se trata de casi 12 millones de euros.

– En diciembre de 2010, se publica que durante los meses anteriores el Ministerio de Trabajo entregó la friolera de 152 millones de euros en subvenciones a los sindicatos UGT y CCOO.

– También en diciembre de 2010 leemos que el Ministerio de Justicia entregó 37,537 euros a las Fundaciones Antonio Carretero, Firma, Wolters Kluwer… Entre los proyectos, la elaboración de “publicaciones jurídicas”, “debates de análisis de modelos de asistencia jurídica gratuita”, “jornadas de estudio sobre la dirección de equipos de trabajo”, etc.

– Sin dejar diciembre de 2010, conocemos que cada hogar español paga 61 euros al año para financiar RTVE.

– El 4 de enero de 2011 leemos que a lo largo de 2010 el Ministrio de Cultura subvencionó con 650,000 euros la producción de cortometrajes y con 83,75 millones de euros la elaboración de filmes de larga duración.

– El 1 de febrero de 2011 leemos que el Gobierno gastó 12,000 euros para editar una guía sobre los proyectos financiados por el Plan E. Según lo publicado, unos 4.000 ejemplares fueron distribuidos “por ayuntamientos, diputaciones, Congreso, Senado, empresas del sector de la obra pública y medios de comunicación. Cada uno lleva un CD incluido”.

– En febrero de 2011, se publica que “Zapatero usó de nuevo el Falcon para actos electorales del PSOE”, confirmando la afición del jefe del Ejecutivo por emplear aviones estatales para uso particular.

– También en febrero de 2011 leemos que “Zapatero gastó 20,000 litros de combustible para pasar la noche con su mujer”, volando desde Abu Dhabi a Madrid para salir, al día siguiente, rumbo a Túnez. El desplazamiento extra habría supuesto un coste adicional de 15,000 euros.

– A finales de febrero de 2011 conocemos que el gobierno gastará 250,000 euros en colocar pegatinas sobre las señales de tráfico que indicaban 120 km/h como la velocidad máxima permitida. La decisión ocurre después de que el Ejecutivo rebajase dicho límite a 110 km/h.

– Sin salir del segundo mes de 2011, nos encontramos con un nuevo ejemplo de despilfarro: el compromiso del gobierno para invertir 20 millones en la creación del Instituto Internacional para la Alianza de Civilizaciones. Previamente se había hablado de una inversión algo inferior, si bien igualmente escandalosa (12,4 millones de euros).

– A comienzos de marzo de 2011 se publica que el Ministerio de Interior “pagó 24 millones de euros por un helicóptero inútil para operaciones policiales”. La Unión Federal de la Policía denunció que en vez de comprar “helicópteros que tengan radar, que tengan sonar, que tengan foco de luz para persecuciones” se optase por adquirir “algo para tenerlo bonito o llevar a los altos cargos de un lado para otro (…). Es un helicóptero de lujo (…). Consume 3,000 litros de combustible cada vez que levanta el vuelo”.

– El BOE del 5 de marzo de 2011 anuncia que el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad entregó casi 1,2 millones de euros a diferentes asociaciones de “mujeres progresistas”, como la Asociación de Mujeres Progresistas Victoria Kent o la Federación de Mujeres Progresistas. Así mismo, la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas recibió casi 800,000 euros de los Presupuestos Generales del Estado. Por su parte, el Lobby Europeo de Mujeres ingresó 33,000 euros para impartir una serie de cursos de ofimática. Finalmente, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, la Fundación Triángulo y la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales recibieron unos 250,000 euros en concepto de diferentes programas destinados a fomentar, por ejemplo, “la convivencia juvenil” o “la autoestima de los homosexuales y transexuales”.

– También en marzo de 2011 se publica que el Director General de la Policía, Francisco Javier Velázquez, usó un jet CESSNA-550 para ir de Madrid a Córdoba e inaugurar un cuartel que ya estaba operativo. El gasto aproximado fue estimado en 158,378 euros.

– En abril de 2011 se publica en el BOE que el gobierno nacional aprueba las siguientes subvenciones: 143,000 euros para un Seminario sobre la Pena de Muerte en el Caribe, 100,000 euros para la Fundación Centro Internacional de Toledo para la Paz, 20,000 euros para la campaña África: tan lejos, tan cerca, 50,000 euros para el IV Congreso Internacional de Feminismo Islámico…  

– También en abril de 2011 se publica que un error de gestión de RTVE en su Canal 24 Horas supondrá un desembolso de 3 millones de euros, tras una sentencia del Tribunal Supremo.

– Sin dejar atrás el cuarto mes del año, nos encontramos con el BOE del Jueves 7 de abril de 2011, en el que se publicaron una serie de medidas relacionadas con la llamada Memoria Histórica. Según lo publicado, tan sólo el 25% de las ayudas dedicadas a este capítulo en 2010 fueron dedicadas a recuperar restos humanos, mientras que el 75% fue dedicado a “conferencias”, “actividades culturales” y demás capítulos varios. Así pues, el Ministerio de Presidencia aprobó casi seis millones de euros en subvenciones dedicadas a proyectos como el Archivo Oral del Sindicalismo Socialista, la Historia de vida de militantes de UGT durante el franquismo, los Testimonios de la resistencia anti-franquista en CC.OO, la Identificación de Dirigentes Socialistas en la Clandestinidad, etc.

– También en abril 2011 conocemos que el programa “Gafapastas”, producido por la productora audiovisual de Andreu Buenafuente y emitido en la televisión pública TVE-2, cuesta 18,000 euros por programa. “Gafapastas” tiene una audiencia abismal de apenas un 1%, muy por debajo de la media de la segunda cadena en 2011, que ronda el 2,5% de share. También se publica al respecto que RTVE contrató del tirón unos 60 programas, por lo que el concurso costará 1,100,000 euros al erario público incluso en caso de suspenderse su emisión.

– Sin dejar abril de 2011, nos encontramos con un nuevo escándalo: según Vanity Fair y Vanitatis, dos medios vinculados con la información del corazón, la Ministra de Economía Elena Salgado empleó su coche oficial para irse de fiesta y cenar en el restaurante “Le Cabrera”, de Sergi Arola.

– Ya en mayo de 2011 se publica que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo aprobó 72 millones en subvenciones dedicadas a fomentar la compra de vehículos eléctricos y “cuadriciclos”. Dicho medio de transporte alcanza una velocidad punta de 45 km/h.

– También en mayo de 2011 conocemos una nueva subvención: en este caso, la Secretaría General de Igualdad del Ministerio de Sanidad, a cuya cabeza se encuentra Bibiana Aído, habría entregado una subvención de 7,000 euros a la Fundación INVENIO. Según lo publicado, en dicha organización trabaja Pepa Aído, hermana de Bibiana Aído.

Sigan atentos: el despilfarro del dinero público nunca termina. Y no olviden que a todos estos capítulos de gasto estatal se le suman miles de programas similares, financiados por los contribuyentes y ejecutados por Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Diputaciones, Organizaciones Internacionales…

La mente intervencionista vs La mente liberal: ¿Es el mercado la Solución?

Hace meses, el genial Albert Esplugas escribía un artículo llamado “El mercado no es la Solución” en Libertad Digital. En dicho texto, Esplugas compara el intervencionismo con el liberalismo, y resuelve con acierto y frescura las diferencias entre ambas visiones. A continuación reproduzco algunos fragmentos de la pieza en cuestión.

“El intervencionista observa el mercado como si se tratase de una fotografía, el liberal observa el mercado como si fuera una película que aún no ha terminado. Estos dos enfoques divergentes dan forma a nuestra comprensión de la realidad social y explican en buena medida la confianza que los primeros depositan en el Estado y los segundos depositamos en el mercado para la mejora del bienestar general”.

Este primer párrafo demuestra la diferencia entre la arrogancia intervencionista y el paradigma liberal. Una economía libre no es perfecta, ya que vive en continuo desajuste. Sin embargo, es la economía más humana de todas las imaginables. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que en una economía libre, las decisiones vienen de los individuos y se toman sin presiones, mientras que el intervencionismo practica la ingeniería social para desvirtuar el resultado verdadero de las decisiones individuales.

“Juzgar el mercado como una fotografía que deja bastante que desear, una realidad imperfecta estática o en equilibrio, tiene ciertas implicaciones que no se siguen del hecho de juzgar el mercado como un proceso equilibrante, una película con muchos cabos sueltos que tiende a un final cerrado y feliz. Al intervencionista no le gusta la fotografía que ve del mundo, la compara con una fotografía artificial perfecta y cree que debe retocar la original con Photoshop para que se asemeje a su modelo de referencia.”.

En efecto, un intervencionista resuelve todos los desajustes que aprecia en la sociedad con el plan más injusto de todos. “Corrigiendo el mercado” se encarga de discriminar a una empresa frente a otra, a un sector frente a otro, a un ciudadano frente a otro. ¿Por qué se subvenciona una forma de energía y no otra? ¿Por qué se subvenciona el cine y no la construcción? Los intervencionistas apelarán a la moral para explicar sus decisiones. Pero su moral, a menudo fundamentada sencillamente en el “bien común”, no es necesariamente la moral de todos los ciudadanos. En realidad, basta con que un único trabajador/empresario no sea subvencionado para que ese Estado sea injusto y discriminatorio.

“El intervencionista busca la Solución. Quiere un plan de acción encaminado a corregir el defecto en la fotografía, y la Solución a menudo parece obvia, pues la fotografía perfecta de referencia está ahí al lado. La solución es un programa, una ley, una regulación, un subsidio, una fijación de precios, un impuesto pigouviano, una nacionalización, una bajada de intereses, una licencia, una prohibición, un aumento del presupuesto, un ministerio, una agencia…”.

De nuevo, nos enfrentamos ante el gran escenario de la intervención socioeconómica. Si la sociedad no nos gusta, la cambiaremos por vía coactiva, llámese ley, llámese impuesto, llámese nacionalización… Pero esta vía positivista no garantiza éxito alguno. Un ejemplo lo tenemos con la política de vivienda en España. El Estado asumió que tenía que crear un Ministerio, construir vivienda protegida… y el resultado es un pseudo-mercado inmobiliario distorsionado y caro. Frente a esa perspectiva, el liberalismo representa la humildad de quien prefiere darle la iniciativa a las personas para que la sociedad siga perfeccionándose.

Hace dos años, Pedro Solbes era el número dos de la lista socialista en las Elecciones Generales españolas. Solbes no dudó en afirmar, en un debate televisado, que el dinero no está mejor en el bolsillo de los ciudadanos que en el bolsillo del Estado. Su visión es la del intervencionista que pretende “reorganizar” la sociedad con su mayúsculo “Plan”. Como indica el título del artículo de Esplugas, Solbes y los intervencionistas creen tener una Solución con mayúsculas.

Los socialistas de todos los partidos, como decía Hayek, pretenden intervenir nuestra vida “por el bien común”. Obvian que no hay un bien más positivo para la sociedad que dejar en paz a las personas y permitir a cada individuo tomar sus propias decisiones. En palabras de Esplugas, el mercado es la solución con minúscula, pero creer que la intervención es una mayúscula solución “es un simple acto de fe”.

Para consultar el genial artículo de Esplugas, hagan click aquí.

El Tesoro, en dificultades: España paga un 170% más que en abril para vender su deuda

La marca España no convence en el mercado de deuda. Esta semana hemos leído peligrosas noticias sobre los preocupantes intereses que está pagando nuestro país para conseguir colocar su endeudamiento en los mercados. El otro día leíamos en las páginas del diario El Mundo que el Tesoro pagó un 170% más que en abril para obtener financiación de la creciente deuda española.

Esta degradación tan fuerte, producida en apenas dos meses, confirma una decadencia continuada de la credibilidad española. El propio Tesoro ha cambiado su campaña de imagen, pasando de evocar los mejores años de la economía española a un enfoque centrado en la energía renovable como “sector de futuro”.

Teniendo en cuenta que las letras a un año le cuestan a España más que los bonos a diez años de Alemania, es fácil entender que las cosas no van bien. En mayo, el tesoro no pudo vender el mínimo previsto pese a fortísimos intereses ofrecidos como garantía. Ello disparó la compra de deuda por parte del BCE y demostró las graves dificultades que atraviesa nuestro país para financiar su déficit.

La ratio de compradores que demandaron títulos, al menos, fue decente. Hubo 1,5 peticiones por cada letra ofrecida a un año y 3,4 peticiones por cada letra ofrecida a 18 meses. Eso sí: quienes nos compran deuda a 12 o 18 meses lo hacen con jugosos intereses del 2,45% y 2,90% respectivamente, un precio demasiado caro como hemos comentado en párrafos anteriores.

El problema final es que la financiación por medio de endeudamiento es peligrosa a medio y largo plazo. El déficit público español no ha sido recortado como corresponde, y los planes de ajuste de Alemania, Francia, Italia, Irlanda, Grecia o Reino Unido no se pueden comparar con lo aprobado por el Ejecutivo español. Por esta razón, y por la ausencia de reformas estructurales profundas y atrevidas, España no para de encontrarse con dificultades cada vez que mide su credibilidad en los mercados.

Claves de la reforma laboral española

La reforma laboral planteada por el Ejecutivo español mantiene dos puntos claves del actual marco laboral. Según el borrador previo al decreto final, tanto los sindicatos como la jurisdicción laboral seguirán siendo determinantes en este campo.

El decreto no ha sido capaz de asumir una reforma profunda en aras de una menor rigidez. Al final del día, tanto la negociación colectiva como el coste del despido siguen en pie.

Un paso a priori acertado es el que aborda el Decreto cuando anuncia que las empresas “podrían aducir causas económicas para despedir a un trabajador”, algo que hasta ahora se podía hacer únicamente en casos de despidos colectivos (Expedientes de Regulación de Empleo). Eso sí: serán los juzgados quienes decidan si el despido está justificado, por lo que las empresas siguen sin tener certidumbre absoluta para su toma de decisiones. Por lo tanto, lo que se antoja como un paso adelante acaba siendo la confirmación del modelo que se pretende, supuestamente, reformar. El Ejecutivo mantiene la “presunción de culpabilidad” del empresaria, judicializando y burocratizando el proceso.

Por otro lado, el decreto habla de una “cláusula de la inaplicabilidad salarial” que permitiría no revisar sueldos según inflación. De nuevo, el decreto parece apuntar en la buena dirección, pero acaba introduciendo elementos contradictorios: en este caso, esa “cláusula” se aplicará únicamente “cuando la situación y las perspectivas de la empresa o su estabilidad económica pudieran verse dañadas”.

Una vez más, la empresa sigue sin poder decidir y los trabajadores siguen en manos del sindicalismo, que sería su representante en un arbitraje legal. Además, esto demuestra que la reforma es parcial, y para nada profunda, pues no modifica la naturaleza final del mercado laboral, que sigue centralizado en convenios colectivos, si bien ahora quedan parcialmente devaluados.

Tras la ampliación del contrato de fomento del empleo, el despido será ahora más barato, alcanzando 25 días en vez de 45. Esta forma contractual se aplicará a todos los contratos fijos nuevos. Sin embargo, el Ejecutivo se compromete a rebajar de 33 días a 25 días el coste real del despido, pues ha acordado hacerse cargo de la diferencia (ocho días) mediante un pago del Fondo de Garantía Salarial.

Este paso no parece equivocado, aunque no ha solventado algunos aspectos fundamentales: la supresión definitiva de los múltiples tipos de contrato vigentes o la creación de un fondo privado de despido para cada trabajador, una reforma “a la austriaca” que el gobierno ha vuelto a posponer.

En cualquier caso, el punto de la indemnización por despido para contratos fijos es uno de los más confusos. Se llegó hablar de rebajar este capítulo a 12 días por año trabajado, para luego hablarse de los 33 días como medida general. Posteriormente, el gobierno introdujo en el borrador una nueva figura: 25 días.

Además, no queda claro el criterio para definir una situación económica negativa. Hubiera sido más fácil dar libertad real a empresas y trabajadores, pero el Ejecutivo ha mantenido la rigidez del marco laboral introduciendo una medida vaga y subjetiva. ¿Cuándo está en mala situación una empresa? ¿Lo está si tiene pérdidas trimestrales, semestrales, anuales…? ¿Lo está si cae su facturación aunque mantiene beneficios? ¿Puede tratarse igualmente a grandes, medianas y pequeñas empresas para definir una “situación económica negativa”? ¿Abre esto la puerta a la contabilidad creativa para justificar despidos? ¿Reduce esta decisión los costes del despido teniendo en cuenta que implica una mayor judicialización de los mismos? ¿Por qué ligamos la legitimidad de un despido con la cuenta de resultados de la empresa?

Peor aún: el contrato en vigor sigue sujeto a una fuerte rigidez que el Ejecutivo no ha revisado en profundidad. Apenas anuncia que se reduce de 45 a 37 días el coste que cubrirá la empresa en caso de despedir a un trabajador fijo con contrato en vigor. Eso sí: el Estado pagará la diferencia, con cargo al Fondo de Garantía Salarial.

Por lo tanto, vemos en varios casos que el gobierno decide cubrir con dinero estatal los despidos. ¿Era necesario aplicar este parche? ¿No sería más sencillo haberse ahorrado ese dinero y aprobado, directamente, una figura de 37 días para fijos en vigor y de 25 días para nuevos contratos? ¿Cómo se pagará ese aumento de costos del Fondo de Garantía Salarial, máxime en un contexto de precariedad presupuestaria?

Finalmente, destacar que la única mención al fondo privado por despido de cada trabajador se hace para emplazar su creación al año 2012. España no puede seguir posponiendo sus reformas, y si este documento mismo se ha preparado en apenas semanas, un verano de trabajo podría inaugurar un invierno más prometedor, desde el punto de vista laboral. Posponer las reformas nunca es bueno para quien busca resultados de las mismas.

El coste de la subida del IVA en España

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) ya ha calculado el efecto que tendrá la subida del IVA en los hogares españoles.

Según las estimaciones del organismo, cada familia gastará 30 euros más al mes y 354 euros más al año. Hay que señalar, una vez más, el carácter universal de esta subida fiscal, ya que el IVA será pagado igualmente por rentas altas y rentas bajas. Únicamente en electricidad y combustible, el gasto adicional tendrá una media de 85 euros al año, mientras que en transporte la cifra alcanzaría los 48 euros de incremento. Otros estudios, como el de la APCE (Asociación de Promotores y Constructores), calculan que la subida del IVA encarecerá la vivienda en una media de 2,000 euros.

Hay que tener claro que los impuestos indirectos son preferibles a los directos, pues el ahorro debe prevalecer frente al consumo en todo tratamiento fiscal justo. Eso sí: las consecuencias de subir impuestos directos e indirectos a la vez serán nefastas para muchos españoles.

Además, estos estudios abordan únicamente una parte del problema, ya que no tratan la subida desde la perspectiva empresarial. No podemos obviar que las empresas españolas van a sufrir especialmente esta subida, ya que sus precios se encarecerán en un contexto de depresión generalizada en los bolsillos de sus clientes potenciales.

Finalmente, no podemos olvidar que este aumento de la coacción fiscal recaude más impuestos. La experiencia de los años 90 nos demuestra que subir impuestos indirectos sin tocar los directos puede incluso reducir la recaudación.

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies