José Carlos Díez y el déficit comercial español

Allá por el año 2007, José Carlos Díez escribía que era “un mito” afirmar que el déficit comercial español fuese insostenible. Por supuesto, el país llegó a una situación cercana a la quiebra como consecuencia de este y otros grandes desequilibrios que Díez también desestimaba. Por ejemplo, en aquellos años se podía leer al “Economista Observador” afirmando que también era “un mito” la existencia de una “burbuja” inmobiliaria en nuestro país.

Pues bien, llega 2014 y Díez vuelve a hacer el ridículo, esta vez echando el grito al cielo por el déficit comercial, que ahora sí le parece insostenible. Conocidos son los lazos de este economista con la formación política que ahora lidera la oposición, por lo que su cambio de parecer solamente lo podemos explicar en esta línea, ya que un mero vistazo a los datos muestra que el desempeño actual nada tiene que ver con aquel insostenible paradigma que él defendía en los años de Zapatero.

Deficit comercial España

IU bajará un 50% el sueldo de sus trabajadores

Curiosa situación la de Izquierda Unida. Su federación madrileña acaba de aprobar un plan consistente en despedir a dos de sus veinte trabajadores y bajar un 50% el sueldo del resto de sus empleados. El objetivo es “pagar la deuda” que ha asumido el partido a lo largo de los últimos años. He aquí el punto en el que cualquier observador podría preguntarse por qué la formación comunista aprueba de puertas adentro aquello que critica cuando se da en empresas privadas.

Peor aún: teniendo en cuenta que IU suele criticar el “fraude fiscal” y la “explotación laboral”, llama la atención que el sindicato del partido (CCOO) esté implicado en la trama de los EREs o que los pagos a la Seguridad Social de la federación madrileña arrastren una deuda que supera el millón de euros. Pero hay más: ya que IU suele criticar con virulencia a los bancos, ¿cómo explicar las millonarias obligaciones que ha contraído con los mismos y cómo explicar el buen trato que recibe de dichas instituciones?

 

El “impuestazo” en el IRPF apenas cubrió el 4% del déficit de 2012

La subida de impuestos aprobada en el IRPF a finales de 2011 arrojó un aumento recaudatorio de 4.713 millones de euros. Ese año, España cerró el ejercicio fiscal con un déficit del 10,6% de PIB, equivalente a 109.572 millones de euros. Así las cosas, llevar el esfuerzo tributario directo a uno de los niveles más elevados de Europa apenas sirvió para cubrir el 4% del desfase presupuestario registrado a lo largo del año.

El grueso de la subida de impuestos recayó sobre las rentas que ganan entre 30.000 y 60.000 euros: son el 14% de los declarantes pero dejan el 31,4% de la recaudación “extra” generada por el “impuestazo” con el que arrancó la legislatura. Entre los ingresos que van de 6.000 a 30.000 euros anuales, el fisco consiguió una “mordida” adicional de 1.100 millones. Hablamos del 82% de los declarantes aportando cuatro veces menos que el 14% antes mencionado.

Así se pagó la subida de impuestos de Rajoy

El anti-americanismo latinoamericano, un invento de los “intelectuales”

No pocos intelectuales insisten en enfrentar a Latinoamérica con Estados Unidos. Esta línea argumental, ya desmontada por pensadores como Jean François Revel o Carlos Rangel, queda al desnudo cuando consideramos diferentes factores. Por ejemplo, los flujos migratorios nos muestran que hay más de 50 millones de latinoamericanos viviendo en el paíos del Tío Sam.

Un ejemplo más son las encuestas de opinión del Latinobarómetro, que en 2013 sitúan a EEUU como el país con mejor imagen en Hispanoamérica. En países como Panamá, El Salvador y Honduras, la valoración de EEUU es especialmente positiva. También se registran niveles de admiración significativos en Costa Rica, Paraguay, República Dominicana, Ecuador, Brasil, Guatemala o Colombia. En el resto del continente, las opiniones van del 46% boliviano al 68% de Nicaragua, si bien el resultado es razonablemente alto en todos los casos, especialmente en casos como Venezuela, donde el 56% alcanzado es notable, teniendo en cuenta las campañas de odio que ha sembrado el “chavismo” desde hace años.

Opinión Latinoamérica sobre EEUU