Mes: mayo 2014

Desigualdad y movilidad social: ¿qué nos preocupa?

Circula por internet una simpática infografía que nos recuerda los orígenes humildes de muchos millonarios. Encontramos muchos ejemplos estadounidenses:

  • Mark Cuban, uno de los empresarios más célebres del país norteamericano, fue camarero hasta los 30 años.
  • Suze Orman, gurú de las finanzas, también ejercía dicha profesión hasta que cumplió tres décadas de vida.
  • Sheldon Adelson, magnate inmobiliario conocido por sus inversiones en Las Vegas y Macao, vendía champú hasta los treinta años de edad.

También tenemos un nombre español: Amancio Ortega, el hombre más rico de España y el fundador del imperio Inditex, fue ayudante de una tienda de ropa hasta que cumplió la treintena. En suma, los anteriores ejemplos deben invitarnos a reflexionar sobre la importancia de entender la riqueza como algo dinámico y no algo estático.

Los estudios de economistas como Thomas Piketty se obsesionan con medir qué porcentaje de riqueza manejan las grandes fortunas, obviando consideraciones personales, empresariales, meritocráticas o demográficas. Ante esta visión, el siempre recomendable Joan Tubau declaró en Twitter que «poco importa que veinte españoles tengan una riqueza equivalente a la del 20% de menos patrimonio si sabes que el más rico de todos era pobre al nacer». La clave es la «movilidad social», la capacidad de ascender a nivel socioeconómico a base de mérito, trabajo, esfuerzo, innovación…

En este sentido, el estudio de la «movilidad social» se convierte en una prioridad. Podemos acudir, por ejemplo, a la llamada «curva de Gatsby», que cruza datos de movilidad social con indicadores centrados en la desigualdad de ingresos. En esta «curva» vemos que España tiene menos desigualdad que Italia, Reino Unido o Estados Unidos, pero que nuestra «movilidad social» es inferior a la registrada en dichos países. Eso sí: aunque nuestras ratios de desigualdad superan las tasas de Alemania, Australia, Canadá y los País Nórdicos, podemos decir que España sale mejor parada que dichas naciones en lo tocante a la «movilidad social».

Curva del Gran Gatsby España
Parece evidente que países como Dinamarca, Noruega o Finlandia responden al sueño igualitario de economistas como Piketty, pero lo que no queda tan claro es que socialmente y económicamente sea recomendable apostar por un «modelo» que enquista las diferencias y frena la «movilidad social». El fetichismo igualitario convive aquí con la rigidez social, lo que arroja un escenario cerrado e inmóvil.

En Japón, Alemania o Suecia, las tasas de desigualdad de ingresos son similares a las que aparecen en el caso de los tres países anteriores. Sin embargo, el margen para el ascenso socioeconómico es mucho mayor. De entrada, parece que, partiendo de un bajo nivel de desigualdad, el marco vigente en este segundo trío de países ofrece un panorama social más dinámico y flexible.

Reflexiones así suelen pasar de puntillas en los debates sobre estas cuestiones. Se compra el terco principio según el cual solamente importa la igualdad de ingresos. Llevando a las últimas consecuencias dicho argumento, encontramos escenarios marxistas que la historia recomienda evitar. Es por eso que conviene pensar sobre estas cuestiones con una mentalidad abierta, capaz de abstraerse del ruido y analizar la riqueza con todos sus matices, componentes y consecuencias. Desde dicha perspectiva, el enriquecimiento en el mercado se antoja como la recompensa meritocrática a quien actúa en el mercado de forma más útil para los demás.

La libertad funciona: algunos casos de éxito

Arturo Villa ha creado diferentes carteles liberales para promover políticas basadas en la responsabilidad personal y la cooperación mediante el mercado. Reproduzco algunos de ellos:

Liberalismo Casos de Éxito 2
Liberalismo Casos de Éxito 3
Liberalismo Casos de Éxito 4
Liberalismo Casos de Éxito 5

Liberalismo Casos de Éxito 7
Liberalismo Casos de Éxito 8
Liberalismo Casos de Éxito 9    Liberalismo Casos de Éxito 13

Liberalismo Casos de Éxito 15
Liberalismo Casos de Éxito 17
Liberalismo Casos de Éxito 18
Liberalismo Casos de Éxito 22
Liberalismo Casos de Éxito 23
LiberalExito

El Financial Times encuentra errores graves en el libro de Piketty

Pablo Rodríguez Suanzes habla en El Mundo de los graves errores detectados por el Financial Times en el libro «El Capital en el siglo XXI», de Thomas Piketty:

¿Está mal el libro económico del año? Según una investigación del diario británico Financial Times, sí. El capital en el siglo XX, opus magnum del economista francés Tomas Piketty, convertido en un best seller mundial tras su traducción al inglés, estaría lleno de errores, incorrecciones y problemas metodológicos que invalidarían sus tesis principales, que indican que la desigualdad ha aumentado y seguirá haciéndolo entre los más ricos y los más pobres.

La primera comparación que se ha hecho es con la del famoso error de excel de Rogoff y Reinhart. Pero lo que se explica en este caso es mucho más serio y va más allá de un error de fórmulas en una hoja. En un largo artículo publicado este viernes, Chris Giles, editor económico de FT, identifica errores de varios tipos:

  1. Fat fingers (dedos gordos). Los menos graves. Por ejemplo, equivocarse al picar datos de otra fuente y poner en la hoja de cálculo los números de Suecia en 1908 cuando debería haber puesto los de 1920. Un despiste con repercusión menor.
  2. Alteraciones. Por ejemplo, cuando hay cambios en ponderaciones o fórmulas de ajuste, pero no lo explica en los apéndices técnicos. O cuando para unos países usa unos y para otros, uno diferente, lo que altera sin causa justificada el resultado.
  3. Medias no ponderadas. Se queja Giles de que en algún caso Piketty no pondera el peso de la población de un país al hacer la media entre varios. Un error impensable para un economista de su nivel.
  4. Construcción de datos. Se lamenta el periodista no de la construcción de datos donde no había fuentes anteriores, que es algo normal, sino de la forma en la que los ha hecho Piketty y de que no explique el método. El grueso de su investigación, a la que ha dedicado la última década, ha sido recopilar información sobre la riqueza y los ingresos en muchos países del mundo. A menudo de fuentes muy complicadas y que requieren tratamiento.
  5. Selección inexplicable de fechas. Cree Giles que, en algo tan complejo y donde la disponibilidad de datos y fuentes es delicada, es perfectamente legítimo usar, por ejemplo, las cifras de 1908 como equivalentes a las de 1910 si no hay más. Pero no entiende por qué usa los datos de Suecia de 1935 para un fenómeno de 1930… disponiendo de los datos de 1930.
  6. Inconsistencia en el uso de las definiciones. Lamenta que para la elaboración de series use datos de diferentes fuentes sin aclararlo. Sobre todo cuando crean un bias, una tendencia siempre a su favor.
  7. Cherry-picking data sources. Quizás lo más delicado. FT acusa a Piketty de combinar diferentes fuentes de forma inconsistente. Es decir, que escoge en cada caso no las más apropiadas, sino las que más convienen a su tesis. En concreto, el periodista analiza los datos de Reino Unido, los que llamaron su atención desde el principio. Afirma que el prestigioso economista, una celebridad ahora mismo en el mundo académico y fuera de él, «interpreta mal los datos más recientes y exagera el aumento de la desigualdad de riqueza». En el caso de EEUU, por ejemplo, los datos que le salen a él sobre concentración de riqueza del 10% más rico son muy inferiores a los del libro. Piketty dice que nunca bajaron del 60%, pero a Giles le sale en torno al 50% y quizás más cerca incluso del 40%. Lo que desmontaría una de las ideas principales del libro y de las que más repercusión ha generado.

La conclusión de Giles es que, con todo sumado, las conclusiones de Piketty, y valga la redundancia, no se sostienen sobre sus propias fuentes.

 

 

Las propuestas económicas de Podemos

Aquí van diez de las propuestas económicas que promueve el partido «Podemos»:

“Programa de inversiones y políticas públicas para la reactivación económica, la creación de empleo de calidad y la reconversión del modelo productivo”

“Reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales y de la edad de jubilación a 60 años”

“Prohibición de los despidos en empresas con beneficios”

“Derogación de las reformas laborales implantadas desde 2010”

“Eliminación de las Empresas de Trabajo Temporal”

“Incremento significativo del Salario Mínimo Interprofesional y establecimiento de un Salario Máximo vinculado al mismo de forma proporcional”

“Supeditación del Banco Central Europeo a las autoridades políticas. Apoyará la financiación del gasto social de los Estados mediante mecanismos redistributivos y bonos sociales europeos”

“Recuperación del control público en las telecomunicaciones, la energía, la alimentación, el transporte, la sanidad, la farmacia y la educación, mediante la adquisición pública de una parte de los mismos, que garantice una participación mayoritaria pública en sus consejos de administración y/o creación de empresas estatales que suministren estos servicios de forma universal”

“Derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos”

“Aumento de los tipos impositivos del Impuesto de Sociedades, recuperación del Impuesto de Patrimonio, supresión de las SICAV, gravamen del 30-35% para los bienes de lujo, solidaridad fiscal intraeuropea”

DESMONTANDO EL PROGRAMA ECONÓMICO DE PODEMOS

– Juan Ramón Rallo ha criticado punto por punto las medidas económicas de Podemos. Además, ha señalado que aplicar la llamada «renta básica» costaría casi el 30% del PIB.
– Javier Ruiz hace un cálculo generoso del impacto de estas medidas y concluye que cumplir el programa electoral de Podemos engordaría el déficit público en 133.000 millones de euros. No obstante, Ruiz asume el cálculo de Podemos según el cual los ingresos fiscales crecerían en 247.000  millones de euros si se atajase el «fraude fiscal»; en realidad, la cifra que maneja Hacienda está entre 60.000 y 80.000 millones de euros, magnitud que igualmente resulta poco creíble entre quienes la reducen al entorno de los 20.000-25.000 millones de euros. Así, el déficit adicional no sería de 133.000 millones de euros, sino que estaría cerca de los 350.000 millones.
Domingo Soriano compara las propuestas económicas de la formación de Pablo Iglesias con las del Frente Nacional galo y reseña también las propuestas laborales de Podemos. También añade que los principales impulsores de la «renta básica universal» calculan que, para poder financiarla, hay que aplicar un tipo generalizado del 50% en el IRPF.
– Manuel Llamas advierte de la deriva chavista que defiende este partido político y subraya el asfixiante control político del mercado que pretende imponer Podemos.
El IRPF tendría que dispararse hasta un tipo único del 55,5% para recaudar los 145.000 millones de euros que costaría la renta básica. Podemos admite que su «renta básica» costaría 145.000 millones al año.

ACTUALIZACIÓN

En agosto de 2014, Podemos admitió que sus propuestas económicas «no son viables» y anunció que trabaja para adoptar nuevas fórmulas programáticas. Qué sorpresa…

Laurence Kotlikoff, contra la visión rígida de la riqueza de Piketty

La revista Forbes ha confiado a su columnista  el análisis de «El Capital en el siglo XXI», libro de Thomas Piketty que ha reabierto el debate sobre la desigualdad. Los lectores habituales de esta web ya saben de sobra que hay muchas y muy variadas razones para considerar equivocada la visión rígida de la riqueza que mantiene el economista galo en sus trabajos.

Un argumento de peso tiene que ver con la movilidad social, aspecto al que Kotlikoff dedica varias líneas cuando recuerda que «echando un vistazo a la Lista Forbes que reúne a los 400 estadounidenses más ricos, vemos que el 60% de los nombres de 2001 no estaban en la clasificación en 1989. De hecho, el 25% ni siquiera figuraba en la tabla allá por 1998«. Algo similar ocurre desde entonces: no todos los ricos de hoy en día eran millonarios hace una década, he ahí la razón central por la que la desigualdad no nos dice mucho sobre la «justicia social» (ya que, salvo que el enriquecimiento se genere con favores y prebendas políticas, las divergencias salariales se dan en un contexto de mercado).

La Fundación del PSOE propone limitar y condicionar el subsidio de paro

Atención a la información de Beatriz García en Libre Mercado:

La Fundación del PSOE, Laboratorio de Alternativas, ha sorprendido a todos con la publicación de un informe bautizado como Los parados de larga duración en España en la crisis actual. En el texto se analizan las causas de esta situación, los factores que incentivan a los desempleados a buscar trabajo, se hace una comparativa con Europa y se aportan algunas soluciones para reducir el tamaño de este colectivo.

Las Doctoras en Economía Sara de la Rica y Brindusa Anghel, ambas colaboradoras de FEDEA, han sido las encargadas de redactar el documento. Lo llamativo del asunto es que en la mayoría de sus conclusiones, el texto coincide más con las reivindicaciones de la CEOE para acabar con la lacra del desempleo, que con la línea económica del partido que les ha encargado el estudio.

Por ejemplo, las expertas afirman que el subsidio por desempleo disminuye «enormemente» la salida hacia un empleo para los parados de larga duración. Esto es debido a que el cobro de la prestación «desincentiva la búsqueda de empleo y/o la aceptación de las ofertas recibidas». De la Rica y Anghel también critican el alto coste del despido en España y las elevadas cotizaciones a la Seguridad Social que tienen que soportar los empresarios.

Además, el informe arroja unos datos demoledores sobre el mercado laboral español. Y es que la categoría de parados de larga duración (personas que llevan más de un año en paro) supone más de la mitad del total de desempleados en España. Esto significa que alrededor de 3,5 millones de personas forman parte de esta clasificación.

Hay más: según el documento, el 95% de los parados de larga duración que encontraron un empleo el año pasado no cobraba ningún tipo de subsidio.

Las expertas han realizado una comparativa entre las probabilidades que tiene un parado de larga duración en función si recibe o no algún tipo de subsidio por desempleo. El informe tiene en cuenta tanto a los parados que reciben la prestación contributiva (por haber estado trabajando anteriormente) como la prestación asistencial (tras haber agotado el paro o cuando no se ha cotizado nunca).

El gráfico siguiente desvela que el 95% de los parados de larga duración que encontraron un empleo el año pasado no cobraba ningún tipo de subsidio. Aunque las cifras son más que alarmantes, hay que tener en cuenta que no todos los parados que han agotado la prestación contributiva pueden acceder a la prestación asistencial ya que tienen que cumplir una serie de requisitos, como tener a cargo a algún familiar o tener más de 55 años. Por eso, dentro de los parados de larga duración, son muchos lo que no cobran ninguna ayuda y elevan ese porcentaje.

Parados larga duracion subsidioPero para aclarar esta distorsión, el documento va más allá y asegura que entre dos parados con las mismas circunstancias, el que cobra algún tipo de ayuda tiene más difícil hacerse con un puesto de trabajo. «Entre dos individuos similares en cuanto a sexo, edad, educación, nacionalidad y duración en el desempleo, aquel que cobra algún tipo de subsidio tiene una probabilidad para acceder a un empleo que es un 85% menor que la de un individuo similar sin ningún tipo de subsidio», explican. – Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/c.php?op=noticia&id=1276519231

ASeguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/c.php?op=noticia&id=1276519231Parados larga duracion subsidioParados larga duracion subsidioTambién resulta interesante que el documento pone a Alemania como ejemplo a seguir:

Además de que la prestación por desempleo esté por debajo de los salarios del mercado, para luchar contra el problema de la desmotivación en la búsqueda activa de empleo que provoca el cobro subsidios, las autoras del texto proponen, que se realicen seguimientos más individualizados del colectivo de parados de larga duración. «Para asegurarse de que, de existir ofertas de empleo, estas se aceptan», dicen. 

Para más inri, el informe de la fundación del PSOE pone como ejemplo a Alemania, un país que ha llevado a cabo «algunas iniciativas como estas con resultados muy positivos sobre la reducción en el número de parados». Cuando Elena Valenciano criticaba «la Europa conservadora de las políticas de Merkel y Juncker» en favor de su candidatura europea, «la única que va a proteger estado de bienestar», según decía, suponemos que pasó por alto su propio informe.leyendo: http://www.libertaddigital.com/c.php?op=noticia&id=1276519231

Un "cheque escolar" para España

Tomando como referencia el Ranking de Colegios Españoles de El Mundo, varios usuarios de Twitter han comparado el coste de la educación pública con otro tipo de centros:

– La plaza en la educación privada no concertada alcanza un coste medio de 4.805 euros entre los 46 mejores centros de España. De media, cada plaza en la educación pública supone un desembolso en términos de gasto per cápita de 5.512 euros.
– Entre el «top 5», los mejores colegios privados no concertados cuestan, respectivamente, 5.219 euros, 6.210 euros, 6.500 euros, 6.640 euros y 5.512 euros.
– En la ciudad de Madrid, el gasto público por alumno de 5.512 euros compara con los 3.790, 6.500, 2.990, 5.740 y 2.100 euros que cuestan los mejores centros de la capital.
– Entre los cinco mejores colegios internacionales de Madrid, de nuevo los precios se comparan razonablemente bien con la referencia de 5.512 euros: 4.264, 9.710, 8.670, 4.821 y 6.157 euros, respectivamente.

Con estos datos encima de la mesa, cobra mucho sentido replantear nuestro sistema educativo para consolidar un modelo basado en la elección de centro por parte de los padres. El modelo del «cheque escolar», ya implementado en países como Suecia, entregaría a cada familia un vale que después podría ser canjeado en colegios públicos, concertados o privados. De esta forma se sigue garantizando el acceso universal a la educación primaria y secundaria, pero además se introduce una variable extra que genera competencia entre los centros y amplía la libertad de elección de las familias.

Domitrovic y las ideas fiscales de la "era Reagan"

Brian Domitrovic, Doctor en Historia por la Universidad de Harvard y columnista de publicaciones como la Revista Forbes, habla en el Instituto Cato sobre ejemplos históricos de reducción del gasto público y los impuestos en economías desarrolladas.

Aquí van algunos aspectos destacados de su artículo:

  • Desde 1999 hasta 2013, el gasto público total ajustado a la inflación ha crecido un 55% frente a una expansión económica del 30%. En suma, las Administraciones consumen ahora el 37% del PIB frente al 32% de 1999, un sexto más en apenas tres lustros.
  • De 1983 a 1999, la economía creció mucho más que el ritmo de expansión del gasto público: la primera variable experimentó una subida del 78% frente al avance del 33% en los presupuestos públicos.

    Crecimiento del gasto público federal en EEUU vs Crecimiento económico PIB

  • Las rebajas fiscales de 1962 y 1964 se unieron a una política monetaria razonablemente sólida. Robert Mundell fue el arquitecto intelectual de estas medidas, que dejaron ocho años de crecimiento económico a una ratio del 5% anual. A finales de los 60 y comienzos de los 70, la marea cambió, favoreciendo ahora medidas tributarias y monetarias opuestas. Fue aquel un periodo de estancamiento: de 1969 a 1982, el crecimiento anual fue del 2,4%, el IPC se triplicó y los índices bursátiles cedieron mucho terreno. La economía conoció terrenos recesivos entre 1969 y 1970 y entre 1973 y 1975, generando paro y desaliento.
  • A mediados de los 70, con inflación de doble dígito, caídas bursátiles del 45% y desempleo en ratios del 9%, el Wall Street Journal empieza a publicar editoriales de Robert Mundell y su colega Arthur B. Laffer. La academia le había dado la espalda a las tesis editoriales: fueron los medios de comunicación el principal camino para reabrir el debate y poner estas propuestas encima de la mesa.
  • En 1978 empezó a alimentarse una «revuelta tributaria». Ocurrió en California, ante la continua subida de los gravámenes inmobiliarios y con el aliento del empresario Howard Jarvis. La victoria se canalizó mediante la Propuesta Legislativa nº 13, gran vencedora de las votaciones de 1978. Ese mismo año, el congresista William A. Steiger acabó convenciendo a la Casa Blanca de la conveniencia de recortar el impuesto a las rentas del capital en 21 puntos porcentuales.
  • Bajo gobierno de Ronald Reagan, la Propuesta Tributaria Kemp-Roth entró en vigor apenas siete meses después del comienzo de la legislatura. Entre 1981 y 1982 se aplicó un recorte del 10% en los tramos del Impuesto sobre la Renta. Las cosas cambiaron a mejor: la bolsa subió un 30% en la segunda mitad de 1982 y se multiplicó por siete en las dos décadas que siguieron; la inflación que durante doce años había estado en el entorno del 8% cayó hasta el 3%; el paro se redujo del 11% al 4% a pesar de un espectacular aumento de la participación laboral…

Reagan_Tax-Reduction-7-27-81

Suecia, ejemplo de libertad económica

En un interesante libro publicado en el año 2012, los economistas Andreas Bergh y Magnus Henrekson identifican tres factores esenciales por los que la economía sueca funciona bien:

– Protección sólida de los derechos de propiedad privada.

– Ausencia de corrupción en las instituciones.

– Apertura a los mercados internacionales.

Gustav Blix ejemplifica estos factores poniendo encima de la mesa la puntuación obtenida por Suecia en el Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage:

Libertad economica SueciaLas lecciones esenciales del informe son las siguientes:

– Desde que el índice se elabora (1995), Suecia es el segundo país desarrollado que más ha mejorado sus resultados (11,7 puntos porcentuales).
– Hay tres cuestiones en las que el resultado sueco es flojo: gasto público, por elevado; sistema tributario, por excesivo; mercado laboral, por rígido. En el resto, los suecos son de los mejores de la clase: protección de los derechos de propiedad, ausencia de corrupción, marco regulatorio del sector privado, política monetaria, apertura comercial, facilidad para la inversión y flexibilidad del sector financiero.

A nivel europeo, el país nórdico se encuentra entre los que más han abierto su economía conforme han pasado los años. Concretamente, ocupa el vigésimo lugar dela tabla. El listado de Heritage también destaca a Suiza (4), Irlanda (9), Dinamarca (10), Estonia (11), Reino Unido (14), Holanda (15), Luxemburgo (16), Alemania (18), Finlandia (19), Lituania (21), Austria (24) y República Checa (26).

Es llamativo que, a mediados de los años 90, la libertad económica registrada en el informe para Suecia era casi idéntica a la observada en el caso griego. Hoy en día, la comparación se hace odiosa para los helenos, como vemos en la siguiente gráfica.

Libertad economica Suecia vs Grecia

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies