Blog

Sigue mis últimas publicaciones

El anarcoliberalismo de Murray Rothbard

Murray N. Rothbard fue un economista anarco-liberal de la Escuela Austríaca de Economía, responsable de la promoción del “anarcocapitalismo” y la defensa de la propiedad privada y el librecambio. Para Rothbard, “cualquier servicio que verdaderamente preste el gobierno podría ser suministrado en forma mucho más eficiente y moral por la empresa privada y cooperativa”. Por eso, las funciones del Estado se dividen en dos: aquéllas que es preciso eliminar, y aquéllas que es preciso privatizar.

Nacido en el Bronx en una familia judía, Rothbard ha declarado que su formación en la escuela pública fue un tiempo infeliz en el que se sintió “prisionero” de un ambiente “mediocre” capaz de anular su iniciativa y su personalidad. Coetáneo de figuras clave en el liberalismo del S. XX, como Milton Friedman, Ludwig von Mises, Ayn Rand o Franz Oppenheimer, Rothbard firmó obras maestras como “El hombre, la economía y el Estado” y fundó el periódico anarcoliberal The Libertarian Forum (1969-1984). También destaca su actividad en la revista “Left and Right”, que fundó igualmente.

A continuación, una pequeña colección de frases célebres firmadas por este brillante intelectual, defensor del liberalismo más utópico y radical:

“Una defensa del Estado sostiene que el hombre es un “animal social”, que debe vivir en sociedad, y que individualistas y libertarios creen en la existencia de “individuos atomizados” sin influenciar y sin guardar relación con sus semejantes. Pero no, los libertarios nunca han celebrado individuos aislados como los átomos, por el contrario, todos los libertarios han reconocido la necesidad y de las enormes ventajas de la vida en sociedad, y de participar en la división social del trabajo. La gran non sequitur cometido por los defensores del Estado, incluidos los filósofos aristotélicos y tomistas clásicos, es saltar de la necesidad de la sociedad a la necesidad del Estado”

“Hace veinte años yo era un republicano de extrema derecha, un joven y solitario “hombre de Neandertal” (como los progresistas nos llamaban) que creía, como un amigo agresivamente decía, que “el senador Taft se había vendido a los socialistas”. Hoy en día, muy probablemente soy lo que se llama alguien de extrema izquierda, ya que favorezco el retiro inmediato de Vietnam, denuncio el imperialismo de EEUU, defiendo el Black Power y acabo de unirme al Peace and Freedom Party. Y, sin embargo, ¡mis opiniones políticas básicas no han cambiado ni un solo ápice en estas dos décadas!”

“En el mercado libre, cada cual gana según su valor productivo en satisfacer los deseos de los consumidores. Bajo la distribución estatista, cada uno gana en proporción a la cantidad que puede saquear a los productores”

“El propio término “servicio público”… es uno absurdo. Todo bien es útil “para el público” y casi todo bien…puede ser considerado “necesario”. Cualquier designación de unas pocas industrias como “servicios públicos” es completamente arbitraria e injustificada”

“La diferencia entre el capitalismo del libre mercado y el capitalismo de estado es precisamente la diferencia entre, por una parte, la paz, el intercambio voluntario, y por otra parte, la extorsión violenta”

“Los elementos básicos de cualquier política exterior libertaria son presionar al gobierno a que no haga nada en el extranjero, simplemente que recoja su tienda y se regrese a casa”

“Lo que las personas tienen no es “derecho a la libre expresión”, sino el derecho de alquilar un local y dirigirse a la gente que cruza sus puertas. No tienen “derecho a la libertad de prensa”, sino a escribir o publicar un folleto y venderlo a quienes quieran libremente comprarlo (o a regalárselo a quienes quieran voluntariamente aceptarlo). Así, pues, lo que tienen, en cada uno de estos casos, es derecho de propiedad, incluido el derecho de libre contrato y transferencia, que es parte constitutiva de los mencionados derechos de propiedad. No hay “derechos de libre expresión” o libertad de prensa extras, más allá de los derechos de propiedad que una persona puede tener en cada caso concreto”

Por último, recomiendo este gran tributo a Rothbard firmado por el Profesor Juan Ramón Rallo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies