Blog

Sigue mis últimas publicaciones

El aumento de las tropas estadounidenses en Afganistán


Pese a la puesta en marcha de una estrategia de repliegue en Iraq, el Ejecutivo presidido por Barack Obama ha apostado por aumentar drásticamente el número de tropas destacadas en Afganistán. Dicha decisión complicará enormemente la reducción del gasto militar, ya que el descenso de efectivos en el conflicto iraquí se está compensando con esta situación inversa en el país afgano.

La siguiente tabla muestra el continuo aumento de los presupuestos de Defensa de EEUU:


Ni los gobiernos de George W. Bush ni el actual gabinete de Barack Obama parecen ser capaces de frenar el crecimiento de este departamento. El crecimiento de la deuda pública, sin embargo, acabará haciendo necesario un cambio de rumbo. El Instituto CATO ha estudiado posibles recortes presupuestarios por un montante equivalente a $1,2 trillones de dólares (en un plazo de dos legislaturas). Dicho tijeretazo incluiría los siguientes puntos:

– Reducción del armamento nuclear ($87 billones).
– Reducir el tamaño del Ejército, la Marina y otros grupos de combate (más de $280 billones).
– Reducción de la fuerza aérea y naval usada por el Ejército, incluyendo submarinos, aviones, etc. (cerca de $200 billones).
– Realineamiento del Programa de Defensa con Misíles ($60 billones).
– Reforma de personal y reducción de la burocracia ineficiente (más de $220 billones).

Si bien el plan presentado por el think-tank de Washington no tiene por qué ser la única alternativa, es evidente que este punto es fundamental para restaurar la estabilidad presupuestaria en EEUU. El tamaño de la industria militar ha crecido de forma insostenible, arrastrando a la primera democracia del mundo a una carrera de gasto imparable. Sin embargo, esta estrategia (adoptada para hacer frente al terrorismo fundamentalista de grupos como Al Qaeda) está olvidando otros aspectos clave dentro de las Relaciones Internacionales, optando por un enfoque unidimensional que únicamente ataja el Orden Mundial con el poder militar como argumento principal.

Un cambio de rumbo será más barato, más eficiente, más sostenible y más eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies