Blog

Sigue mis últimas publicaciones

Después de prohibir la promoción de alcohol, tabaco, juego… Zapatero apunta a los anuncios de contactos

Al igual que ocurre con la legalización de las drogas, la normalización de la prostitución es uno de los temas más evitados en el debate político español. Sin duda, la corrección política reinante hace muy difícil la consideración de este tipo de medidas. Sin embargo, es aún más sangrante la hipocresía que ha demostrado el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando ha reclamado la eliminación de los anuncios de prostitución en la prensa escrita.

Lejos de avanzar cualquier tipo de legislación sobre el limbo jurídico y profesional en el que se encuentran todas las personas que se dedican a este negocio, Rodríguez Zapatero prefiere mirar hacia otro lado. Su propuesta atenta contra la libertad de expresión e información, dos derechos fundamentales consagrados en la Constitución Española. Además, este deseo del presidente demuestra que prefiere condenar a la marginación y la oscuridad social a miles de personas antes que abordar su difícil situación. Resulta especialmente curioso que un gobierno publicitado como “valiente”, “feminista” y “campeón de los derechos sociales” actúe de forma tan hipócrita ante una realidad tan compleja. Como ha indicado la Asociación de Editores de Diarios Españoles, “si la prostitución constituyera una actividad ilícita, los periódicos nunca darían cabida a la publicidad referida a esta práctica”.

Sin embargo, no estamos ante un caso aislado: en los últimos años, los periódicos y los medios de comunicación en general no han parado de sufrir importantes limitaciones legales para la promoción y la publicidad de diferentes productos. En concreto, los medios de comunicación ya han sufrido la censura de la promoción relativa a productos como el alcohol, el tabaco, el juego, los anuncios societarios en prensa  determinados alimentos destinados a la juventud, por lo que esta nueva “mordaza” no debería sorprendernos… si bien tampoco debería dejar de indignarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies