Blog

Sigue mis últimas publicaciones

La mitad de las cajas suspenden sin ayudas

Información de El Economista en su edición del 26 de julio de 2010.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha resultado ser la panacea para las cajas de ahorros que más han sufrido el azote de la crisis. Aunque ni para las catalanas ni para las castellanoleonesas ha surtido los efectos esperados, para el resto de las entidades que acudieron a ese mecanismo de rescate los 12.000 millones, con los que se ha engrasado el proceso de reestructuración financiera, ha sido determinante para sacar una buena nota en los test de estrés.

Mención aparte merece el Sistema Institucional de Protección (SIP) que lideran Cajastur y CAM -cuyo éxito hoy se dilucida- y que logra un aprobado raspado del 6 por ciento de Tier1 sin contabilizar las ayudas del Frob ante el escenario más adverso que se plantea en las pruebas de tensión.

Sin embargo, hay que recordar que en esa unión también habría que contabilizar las ayudas que recibió la asturiana a través de un Esquema de Protección de Activos (EPA) por tomar el control de Caja Castilla-La Mancha (CCM) y que son previas a la aparición del Frob. El importe de esas ayudas se situaría en torno a los 5.300 millones.

La decisión del Banco de España de permitir a las entidades que recurrieron al Frob que computaran como capital esas ayudas ha permitido al SIP que comandan Caja Madrid y Bancaja que su Tier 1 (capital de primera calidad) alcanzara el aprobado en el escenario más adverso que contemplaba el test de estrés. Sin las ayudas se quedaría en el 4,2, mientras que la inyección de 2,1 puntos porcentuales le ha permitido superar las exigencias de solvencia en tres puntos básicos.

Algo parecido le habría ocurrido a la cajas gallegas. La unión de Caixanova y Caixa Galicia sin haber recurrido al Frob hubiese arrojado un Tier1 del 4,2 por ciento en las pruebas de resistencia europeas ante el escenario más adverso. Sin embargo, las inyección de 1.162 millones de euros del fondo de reestructuración le ha permitido mejorar un 2,5 por ciento esa nota.

La solvencia de Mare Nostrum también hubiese naufragado en las pruebas de resistencia de no haber intervenido el Frob. La unión de Cajamurcia, Caixa Penedés, Sa Nostra y Caja Granada presentaba un solvencia del 4,9 por ciento que, gracias a los dos puntos porcentuales que le inyectó el Frob, le llevaron a superar las pruebas de estrés en el más adverso de los escenarios, incluso, con nota.

No obstante, hay que aclarar que tanto Júpiter (la fusión que lideran Caja Madrid y Bancaja, y en la que también están Caixa Laietana, la Insular de Canarias, Ávila, Segovia y Rioja), como Breogán (Caixanova y Caixa Galicia), como Mare Nostrum superan holgadamente el escenario central que se planteaba en los test de estrés. De hecho, alcanza notas del 6,7 por ciento, 7,6 por ciento y del 7,7 por ciento, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies