Blog

Sigue mis últimas publicaciones

Ricardo López-Murphy compara la crisis y el “corralito” argentino con la situación de España

Ricardo López Murphy ha sido uno de los ponentes invitado al Campus de Verano de la Fundación FAES. En la sierra madrileña, el economista y político argentino defendió el modelo de desarrollo económico chileno como un ejemplo de futuro.

“Chile no tiene deuda pública: es acreedor neto del resto del mundo. Mi sugerencia es no permitir el endeudamiento. En vez de perseguir los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, hay que buscar directamente un superávit, como hace Chile. Si en España no nos damos cuenta de la gravedad de tener más del 10% de déficit, es que hay un problema serio”, afirmó López Murphy.

En su ponencia también subrayó que “hay una presión tributaria altísima en España que revienta toda posibilidad de inversión privada”. El economista destacó también que esta situación supone un “fraude fiscal generalizado, algo en lo que España se empieza a parecer a Argentina”.

Siguiendo la línea que muchos venimos defendiendo desde hace años, López Murphy reivindicó una reforma del sistema de pensiones, así como un cambio en el modelo sanitario basado en el copago que ya se aplica en media Europa.

El ponente argentino destacó que una salida en falso de la crisis no permite volver a niveles previos de desarrollo. “En Argentina vivimos una historia no saldada, una catástrofe de no poder volver a la normalidad. La precariedad y la emergencia son hoy una situación regular, como en el estallido de la crisis financiera hace diez años”, afirmó.

López Murphy puso el acento en la falta de ajuste del sector público, que calificó como “mucho menos flexible, como es lógico, que el sector privado”. Por ello, llamó a plantearse seriamente la necesidad del actual aparato legislativo, recomendando un recorte profundo de muchos de sus excesos.

Además, subrayó que la crisis europea se ha prolongado mucho más que la “subprime” debido a los problemas de sostenibilidad fiscal y financiera de muchos gobiernos.

Finalmente, destacó que la competitividad perdida en los últimos años se vio acompañada de una apreciación muy fuerte del euro (un 40% en la última década), lo que ha complicado aún más la salida. También pidió que se “prohiba el déficit”, incluyendo aquí a los gobiernos regionales y locales, reivindicando así mismo una “bajada de los impuestos laborales” como eje de competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies