Blog

Sigue mis últimas publicaciones

Contra la cultura subvencionada (I)

El gobierno español dedica casi 500 millones de euros cada año al Ministerio de Cultura. Este comportamiento se ha extendido históricamente al ámbito de las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Así las cosas, las administraciones públicas han asumido la tutela del sector cultural, en un modelo que estanca la creatividad artística y sale muy costoso para el contribuyente.

Por eso, la Ley de Mecenazgo que ha propuesto Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, es un paso firme, valiente y atrevido para la renovación del sector cultural español. El documento del Partido Popular que aborda la voluntad del principal grupo de oposición ha sido denominado “Declaración de Cartagena”, y anuncia las siguientes líneas de actuación:

1. La eliminación del partidismo en las iniciativas aprobadas por la administración.

2. La total ausencia de interferencias gubernamentales en el trabajo creativo.

3. Simplificar el marco regulatorio del sector.

4. Centralizar los esfuerzos en la consecución de un desarrollo económico fuerte, basado en la inversión privada y la rentabilización real de las actividades.

5. Promover la libertad en internet, a través de la promoción de la legalidad acompañada del respeto al usuario.

La Ley de Mecenazgo que anuncia Mariano Rajoy perseguiría cuatro grandes puntos de desarrollo:

1. Introducción de fuertes ventajas fiscales en el sector, para aumentar y fortalecer el flujo de inversiones del capital privado en este campo.

2. Conseguir, con esa entrada de nuevas iniciativas, un enriquecimiento de la iniciativa cultural.

3. Generar empleo a través de la expansión del sector.

4. Reducir el intervencionismo gubernamental, para que el dirigismo cultural quede desterrado.

Tenemos que entender que la creatividad no puede estar al servicio del criterio gubernamental. El anquilosamiento de la cultura española tiene mucho que ver con el modelo vigente.

Así las cosas, y con muy buen criterio, el documento que ha presentado el Partido Popular afirma que “no hay difusión de la creatividad sin industria, ni industria sin mercado”. Este punto fue comprendido por la industria norteamericana, que hoy tiene tres grandes polos de desarrollo (Nueva York, Miami y, sobre todo, California) capaces de crear miles de empleo y millones de dólares cada año. Nadie discutiría hoy que el cine o la música de EEUU han conquistado la imaginación de millones de personas.

El mercado global ofrece grandes posibilidades de expansión para la cultura española. El continente americano, por ejemplo, es un mercado potencial grandioso para la cultura de habla hispana, pero no podremos alcanzar grandes metas sin fortalecer la dimensión socioeconómica de la cultura española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies